Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Es posible curar la migraña con una cirugía?

A pesar de los supuestos beneficios de la cirugía, uno de los vacíos es que carece del acompañamiento del neurólogo que lo avale

En los últimos meses ha cobrado fuerza, específicamente en Barcelona, un tratamiento para combatir la migraña a partir de una cirugía. Lo particular de esta es que la realiza un cirujano plástico y no un neurólogo, lo cual tendría más lógica al tratarse de un dolor neurálgico.

De hecho en ese país lo está impulsando el Unidad de Migraña de Antiaging Group Barcelona, liderada por el doctor Jesús Benito Ruiz, cirujano plástico reconocido internacionalmente, experto en microcirugía, vicepresidente de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica y la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reconstructiva y Estética.

"La cirugía consiste en quitar el músculo que comprime los nervios o en denervarlo, es decir, obligar a que se atrofie lesionando las ramas motoras nerviosas, que es la técnica de Migraine Surgery Centre. En estos pacientes parece que los nervios periféricos desencadenan la crisis. Liberándolos se evita que aparezca la migraña. Comparativamente es como quitar el cable rojo de la bomba", explica el doctor Jesús Benito Ruiz, director médico de Antiaging Group Barcelona.

Consultada al respecto, la doctora Elena de Carías, Neuróloga, especialista del sueño y movimientos anormales, del Instituto de Neurociencias del Hospital de Diagnóstico, asegura que no se trata de algo nuevo porque esto se descubrió en Estados Unidos en 2000; y por otro lado señala que no hay un pronunciamiento al respecto por parte de la Asociación Mundial de Cefaleas.

"No es un procedimiento al que podamos referirnos como la panacea, ni es inocuo y no es para migraña", asegura de Carías.

Según la especialista, lo primero que hay que aclarar es que este tratamiento denerva o atrofia un músculo cerca del ojo, y este no es el origen de la migraña. "El origen de la migraña es cerebral por vasodilatación y no es local; que esa sea la zona que más duele al inicio es otra cosa", enfatiza.

Los candidatos

Para optar a dicha cirugía, el paciente debe cumplir con dos requisitos básicos: tener dolor localizado en la ceja o en la órbita y no presentar aura. "Esto es porque ese no es el origen del dolor, sino la activación de cascada inflamatoria a nivel cerebral que ha venido incluso a comprometer, en los que ven luces, el área occipital que es donde está la visión. Luego el dolor se manifiesta a un lado en donde ese músculo es solo la punta del iceberg", aclara.

El siguiente paso es bloquear el nervio utilizando botox por unos dos meses. Si en ese tiempo las migrañas se reducen en un 50 % se procede a la cirugía.

Hasta la inyección del botox la especialista asegura que todo está bien, aunque aclara que este no se usa para tratar migraña, sino otro tipo de neuralgias.

Lo mejor según la doctora es educar al paciente. Puede ocurrir, dice, que la persona al realizarse este procedimiento crea que está curada, entonces dejará de hacer dieta, no tomará medicamento y le dolerá el otro lado.

"Al haber modificado la manifestación del dolor por medio del nervio denervado ocurrirá que si bien ya no se manifestará en la región de la ceja va a buscar otro lugar por el cual hacerse sentir. El dolor cuando se le bloquea una salida y no se cura o no se ataca la base en sí busca otras formas de salir", explica.

Como profesional, la doctora Carías subraya que nunca aconsejaría este procedimiento a sus pacientes.

Lo mejor para controlar las crisis es visitar al neurólogo para que le indique un tratamiento preventivo, el cual se toma de preferencia por las noches y un "combo del dolor" que son los fármacos que se ingieren al presentarse la crisis. Este tratamiento está aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos, FDA.

De la misma manera un cambio en el estilo de vida es importante, recuerde alimentarse bien, hacer ejercicio, evitar el sol y eliminar los alimentos desencadenantes del dolor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación