Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Perdonar a los suegros es parte de amar a tu esposo

Si tienes problemas con tus suegros, estas palabras te pueden ayudar a que tomes la iniciativa para tener una mejor relación. Perdonar a los suegros tiene que ver con el amor a tu esposo.

Perdonar a los suegros es parte de amar a tu esposo

Las relaciones entre personas siempre van a tener un punto de complicación; sin embargo, las relaciones más complicadas siempre son aquellas que entran en la esfera de la “familia”.

Aunque no queramos, nuestros suegros se convierten en nuestra familia desde el momento en que nos casamos. Por ende, estas relaciones siempre poseen el potencial de tener malentendidos, de que te molestes, de que te lastimen y –es posible– hasta que te rompan el corazón.

Durante estas peleas es sencillo pensar que lo más sencillo es separarse de ellos, ignorarlos o incluso llegar a odiarlos. Aunque no sé cuál sea tu situación en particular, te puedo decir que muchas veces la mejor opción es, simplemente, perdonarlos.

Estas son mis razones por las cuales, quieras o no, a veces esta opción del perdón es la mejor para ti y tu familia: 

Siguen siendo familia La realidad de la situación es que aunque no lo deseemos, nuestros suegros siempre van a ser parte de la familia. Es importante considerar que son los padres de tu esposo y que como tal, él tiene lazos casi inquebrantables con ellos.

Tu esposo no tiene la culpa Como ya lo mencioné, tu marido tiene una relación con ellos, y cuando ustedes –tus suegros y tú– no se llevan bien, a él le duele y queda en el medio. Tu esposo no es culpable de que las relaciones familiares sean complicadas, de modo que si le tienes cariño a tu esposo, busca la manera de llevarte mejor con ellos. 

Tus hijos agradecerán tu actitud Todo niño precisa de una relación con sus abuelos, así que no te digo que tus suegros sean tus mejores amigos, pero sí traba una relación al menos diplomática para que tus hijos puedan aprender de ellos y lleguen a tenerles cariño. Créeme que cuando estén grandes te lo van a agradecer. 

No es lo más fácil, pero sí lo mejor Llevar la fiesta en paz con tus suegros no siempre es lo más fácil, pero sí es lo mejor. Hacerlo te evita discusiones, estrés y te brinda la oportunidad de disfrutar el estar juntos en familia y conocerse mejor. 

El resentimiento es veneno Si todo lo demás no te convence, entonces hazlo por ti misma: tener resentimiento hacia tus suegros no solo afecta a tus seres queridos, sino que también tiene repercusiones en tu salud emocional y física. Es cierto que el resentimiento es como un veneno y tarde o temprano termina por devorarte; así que no pierdas más el tiempo y desperdicies energía en tales sentimientos.

Usa todos tus talentos para buscar una solución a esta situación y llevarte mejor a tus suegros desde ya. 

No digo que tus suegros tengan que ser tus mejores amigos, pero sí te digo que no tienen que ser tus enemigos.

Es momento de perdonar sus imperfecciones y sincerarte con ellos, habla de lo que sientes y de tus deseos de tener una mejor relación con ellos por bien tuyo, de tu esposo y de tus hijos.

<img style="height:1px; width:1px;" src="http://beacon.deseretconnect.com/beacon.gif?cid=307605&pid=163" data-storyId="168748" data-publisherId="163" />

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación