Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La obesidad puede ser hereditaria

La OMS afirma que los cambios en los hábitos alimenticios y falta de actividad física, más allá de la genética, son los causantes de la obesidad.

ctv-cw3-nios-sobrepeso

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, la causa fundamental de la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas.

El organismo indica que más allá de la genética, los inadecuados hábitos alimenticios y la falta de actividad física, heredados generalmente por los padres, son causantes del problema a nivel mundial.

Por otro lado, la doctora Rosa Elena Mora, endocrinóloga pediatra afirma que "cuando las costumbres del núcleo familiar no son las más sanas, esto afectará negativamente a los hijos, en cuanto a su propio estilo de vida y su salud a futuro".

Y es que durante la infancia, los niños aprenden las bases esenciales sobre la comida y el acto de comer, pero también sobre la realización de actividad física. Poco a poco adquieren diferentes hábitos alimenticios que se practican en casa, hasta integrarlos por completo en su conducta.

La actividad física importa
Esencial para contrarrestar el sobrepeso y la obesidad es realizar actividad física de forma regular y mantener una alimentación balanceada. La actividad física debe ser inculcada a los niños desde la temprana edad, a fin de generar un hábito que les dure para toda la vida.

“Comprender que el sobrepeso y la obesidad representan un verdadero problema de salud independientemente de la edad de quienes lo padezcan, es el primer paso para resolver el problema. Luego, aceptar que no hay soluciones mágicas y que adoptar un estilo de vida saludable que involucre a todo el grupo familiar es la solución a largo plazo” señala la doctora Mora.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación