Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un nuevo tratamiento contra el cáncer de hígado

Descubren dos mutaciones en cáncer de hígado que señalan un nuevo tratamiento

Las alteraciones se encuentran en una proteína con actividad oncogénica y en una mutación.

Las alteraciones se encuentran en una proteína con actividad oncogénica y en una mutación.

Las alteraciones se encuentran en una proteína con actividad oncogénica y en una mutación.

Investigadores del Hospital Clínica de Barcelona descubrieron dos mutaciones genéticas en tumores de hígado muy agresivos, que supondrán una revolución en el tratamiento de esta enfermedad, debido a que abren posibilidades terapéuticas para un 70 % de los pacientes.

La investigación ha consistido en realizar estudios moleculares con tejidos de 107 pacientes con ICCA, a los que extrajeron y secuenciaron el ácido ribonucleico (RNA) total.

Ello ha permitido identificar por primera vez dos alteraciones genéticas que se dan en colangiocarcinoma intrahepático (ICCA) y que son tratables. Se trata del descubrimiento más importante realizado hasta ahora sobre las mutaciones en esta neoplasia.

Además, se han identificado alteraciones en una proteína de fusión que tiene actividad oncogénica y en una mutación en el gen Araf que promueve la proliferación de las células tumorales.

Tipos de alteraciones

Los investigadores han elaborado, también, un mapa de todas las alteraciones moleculares que se dan en este tipo de cáncer hepático, nueve en total, y han descubierto que un 70 % de los pacientes tiene, como mínimo, una de estas alteraciones.

La importancia del hallazgo radica en que esta neoplasia, que representa un 10 % del total de cánceres hepáticos (unos 70,000 anuales en el mundo), es de difícil detección en estadios iniciales y la única opción hasta ahora para la curación es la cirugía, pero está limitada a los pacientes en los que la enfermedad no está avanzada.

Así, los investigadores encontraron una nueva proteína de fusión, denominada FGFR2-PPHLN1, que posee actividad oncogénica, que se da en un 16 % de los pacientes y que se puede bloquear mediante un inhibidor que ya se utiliza para otros tipos de tumores. Además, la proteína FGFR2 también da lugar a otra fusión que, junto con la que se ha descubierto ahora, se encuentra en un 45 % de los pacientes.

También han identificado una mutación en el gen Araf presente en el 11 % de los casos y que, a pesar de no tener actividad oncogénica, sí promueve la proliferación de las células tumorales. Hasta ahora el único tratamiento para curar esta neoplasia era la cirugía pero no se podía operar a todos los enfermos.

Con esta secuenciación masiva, los investigadores de Barcelona han hecho un mapa completo, no descrito hasta ahora, de todas las alteraciones moleculares que pueden darse en pacientes con este tipo de cáncer de hígado.— EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación