Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muy femenina y llena de color es la novia de Barcelona 2016

La diseñadora Matilde Cano optó por el estilo helénico

Cano destacó los accesorios dorados y con detalles florales. Fotos EDH / agencias

Cano destacó los accesorios dorados y con detalles florales. Fotos EDH / agencias

Cano destacó los accesorios dorados y con detalles florales. Fotos EDH / agencias

El pasado helénico brilló en la pasarela catalana durante la tercera jornada de desfiles de la Barcelona Bridal Week.

La diseñadora Matilde Cano tomó como base las obras del antiguo imperio para definir siluetas, diseñar patrones y esculpir cortes. Así la colección contempla vestidos de novia tipo columna, con líneas rectas y mucha libertad de movimiento.

Los plisados delicados, escotes muy trabajados y espaldas que dejan al descubierto la piel de la novia son detalles que la modista propone para el próximo año.

En cuanto a los accesorios, Cano apuesta por los tocados tipo coronas, ceñidos cinturones, brazaletes y hombreras. Todos en dorado con motivos florales, como hojas de laurel y rosas.

La paleta de color de esta serie de vestidos fue muy amplia, con tonos blancos, rosas, naranjas, lilas y dorados.

A la tendencia romántica y femenina se unió el dúo Marco Marrero y María Díaz, quienes bajo su marca Marco & María mostraron una colección llena de feminidad, en donde la novia parece de ensueño.

La revista Hola de España aseguró que los diseñadores hacen un recorrido por la moda del siglo XIX.

"Un viaje al pasado que echa la vista atrás y recupera prendas como los cancanes, las antiguas 'faldas interiores', que salen al exterior reinterpretando con ello la tendencia del vestido lencero", detalló la revista.

Asimismo, Marco & María dejó de lado el blanco tradicional, y optó por el tono gris piedra muy lavado, el celeste, el sepia y el off white.

Otra de las colecciones que subieron a la pasarela en la tercera jornada fue la de Patricia Avendaño, llamada Fiori, con tejidos nobles y mucho volumen.

Algunas telas usadas para los vestidos de fiesta son el guipur y las sedas naturales, combinadas con encajes muy elaborados, brocados estampados y lisos.

Los colores de Avendaño iban desde los rosados hasta azul, pasando por los verdes agua y verdes plata, el gris perla, los rojos.

Sonia Peña también dedicó su serie a los vestidos de fiesta, los cuales son entallados a la rodilla, tipo cóctel, largos y de noche.

Destacan los tejidos brocados, los destellos lurex y los encajes hechos a mano que acompañan las aplicaciones de pedrería en la cinturas y los cuellos. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación