Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Microprocesadores conquistan nueva frontera

IBM desarrolla un chip de siete nanómetros, con transistores que son mil veces más pequeños que un glóbulo rojo y más finos que un cabello

IBM cree que para que las empresas y la sociedad puedan obtener los mejores resultados de los ordenadores y dispositivos del futuro resulta esencial avanzar hacia los siete nanómetros. foto EDH

IBM cree que para que las empresas y la sociedad puedan obtener los mejores resultados de los ordenadores y dispositivos del futuro resulta esencial avanzar hacia los siete...

IBM cree que para que las empresas y la sociedad puedan obtener los mejores resultados de los ordenadores y dispositivos del futuro resulta esencial avanzar hacia los siete nanómetros. foto EDH

Los dispositivos electrónicos podrán ser el doble de inteligentes gracias a un nuevo microprocesador desarrollado por IBM cuatro veces más potente que los actuales y capaz de albergar 20,000 millones de transistores en un artefacto del tamaño de una uña.

Cada nueva generación de "chips" se define por el tamaño mínimo de sus componentes esenciales y en el caso del de IBM el tamaño es de siete nanómetros, frente a los 14 nanómetros de los microprocesadores más avanzados de Intel.

Los transistores de estos nuevos "chips", desarrollados en un laboratorio de Nueva York, todavía en fase de prototipo, son mil veces más pequeños que un glóbulo rojo y más finos que un cabello.

Esos transistores son el equivalente en la informática a las neuronas cerebrales y hacen posible que los ordenadores realicen, en poco tiempo, tareas y cálculos enormemente complejos.

Su invención hace alrededor de medio siglo por John Bardeen, Walter Brattain y William Shockley revolucionó la informática e hizo posible que los ordenadores, las cámaras fotográficas, los teléfonos y los reproductores musicales estén condensados ahora en un solo dispositivo: el teléfono inteligente.

Ese avance imparable del poder computacional ha permitido desarrollar una generación de teléfonos inteligentes más potentes que el ordenador que puso al hombre en la Luna en julio de 1969 y confirma la validez de la conocida como "Ley de Moore".

Gordon Moore fue uno de los cofundadores de Intel, la mayor empresa de microprocesadores del mundo, y predijo, en 1965, que la cifra de diminutos interruptores eléctricos en cada "chip", los transistores, se duplicaría alrededor de cada dos años.

Su vaticinio resultó certero aunque los desafíos planteados por la producción de unos microprocesadores cada vez más minúsculos llevó a algunos ingenieros a pronosticar que la Ley de Moore dejaría de cumplirse en esta década.

El anuncio de IBM ha dejado sin validez a esos vaticinios y permite augurar que el avance exponencial de la tecnología continuará en los próximos años.

"Todavía no es un producto real, pero es un gran ejemplo de que la Ley de Moore continúa y muestra el potencial para que los teléfonos, las tabletas, los ordenadores e incluso los automóviles sean el doble de inteligentes sin consumir más energía", aseguró a la cadena de televisión ABC Patrick Moorhead, de la firma de análisis tecnológico Moor Insights & Strategy.

Subhashish Mitra, profesor de ingeniería electrónica en la Universidad de Stanford (California) calificó por su parte de "fantástico" el anuncio realizado por IBM. Esta compañía afirmó que los nuevos avances permitirán fabricar microprocesadores con 20,000 millones de transistores, frente a los 1,900 millones que incorporan los "chips" más avanzados de Intel.

La empresa dijo haber sido capaz de solucionar los problemas planteados por el desarrollo de componentes tan minúsculos mediante el uso de silicio germanio, en lugar de silicio exclusivamente, en partes clave de los procesadores.

"Para lograr el mayor desempeño (...) que prometen los procesadores de siete nanómetros los investigadores tuvieron que ir más allá de los métodos convencionales de producción", afirmó IBM.

La empresa destacó que entre las técnicas y procesos innovadores figuraron la incorporación de los canales de transmisión de silicio germanio y ondas de luz ultravioleta para la integración de componentes en varios niveles.

También recordó que los expertos consideran "crucial" la tecnología de siete nanómetros para satisfacer las demandas futuras de la informática en la nube, los sistemas de procesamiento de cantidades masivas de datos, los dispositivos móviles y otras tecnologías emergentes.

Se espera que microprocesadores con los nuevos componentes empiecen a incorporarse en ordenadores y otros dispositivos en 2017. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación