Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Mercadito, un espacio para salvadoreños que sí se atreven

La iniciativa, que cerrará mañana su segunda edición,  promueve productos de calidad hechos en el país.

Emprendedoras sobre ruedas

Fancella López y Carmen Castellanos son dos amigas que decidieron emprender con una boutique móvil. Ellas son parte de El Mercadito, actividad que reúne este fin de semana...

Valor y el deseo de convertir El Salvador en un país de oportunidades son las principales características que la mayoría de emprendedores consideran indispensables para iniciar una empresa.

En esto coinciden la mayoría de fundadores de pequeñas y micro empresas que participan desde ayer en El Mercadito, un espacio donde se ofertan decenas de nuevos productos, todos elaborados por manos salvadoreñas.

La actividad comenzó hoy y continuará mañana domingo todo el día en la colonia San Benito, frente al Teatro Presidente.

Unos 150 emprendedores se han juntado en esta segunda edición con el objetivo de dar a conocer sus productos y establecer redes de negocios.

“Tenemos muchas expectativas, una de ellas es dinamizar la cultura emprendedora local y visibilizar a todos los emprendedores que tienen buena calidad en materia prima y en diseños. Así queremos contribuir a mover la economía del país. Tenemos proyectado que vengan alrededor de 3,000 personas, pero esperamos que vengan más”, explicó Alejandra de Puhach, una de las organizadoras y creadoras del proyecto.
La misión de atraer a numerosos clientes en potencia se cumplió desde las primeras horas.

Verónica Nieto fue una de las primeras en llegar, y comprar. “Estas iniciativas son importantes porque dan espacio a los jóvenes para que tengan nuevas experiencias. Pero sobre todo dan una opción distinta en cuanto a estilo, aquí se encuentran cosas originales y diferentes. Creo que se deberían abrir más puntos en la ciudad para llegar a más gente”, opinó.

En El Mercadito se pueden encontrar collares de tela como los de la marca Ginger, camisetas que promueven el positivismo como las de Snap!, jabones y productos aromáticos orgánicos de Nuba, entre muchos otros.

Además, la gastronomía tiene un lugar especial. Si va de visita a El Mercadito podrá disfrutar de una refrescante limonada en el stand de las “Viejas Fresqueras”, o un delicioso cup cake en la mesa de Ralea Gourmet. Para su mascota también puede encontrar galletas, muffins y cakes de la marca Nakia.

Maribel Carranza es una artesana capitalina que ha recibido capacitación para elaborar carteras y otros accesorios con materia prima de rehuso, con la intensión de contribuir al medio ambiente. Lleva varios meses trabajando, junto con otras siete artesanas, en una microempresa.
“Participamos en la primera edición de El Mercadito y nos ha ido muy bien, ya nos han hecho varios pedidos”, afirmó. 

El Mercadito estará abierto el domingo de 8:30 de la mañana a 6:00 de la tarde. Para mayor información puede buscar su fan page en Facebook.  
Los organizadores ya se encuentran planificando la próxima edición antes de que finalice 2015. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación