Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

3 maneras en las que la tecnología altera tu rendimiento

La tecnología es una estupenda ayuda para un sinfín de casos, pero está claro que todo debe de tener un límite o de lo contrario más que un beneficio nos puede perjudicar.

3 maneras en las que la tecnología altera la calidad de tu sueño y rendimiento

Los tiempos cambian. Antes, en algunas casas se estilaba el dirigir alguna oración antes de dormir. Ahora, por lo general lo último (y primero) que se hace en el día es revisar las redes sociales en el celular.

Si bien ya les he contado, que la tecnología es una estupenda ayuda para un sinfín de casos, pero está claro que todo debe de tener un límite o de lo contrario más que un beneficio nos puede perjudicar. Tal es el caso de las horas de sueño y el descanso. Un grupo de investigadores franceses se dieron a la tarea de investigar los efectos que tienen el excesivo uso de la tecnología en los adolescentes.

El proyecto buscaba encontrar los problemas que pueden aparecer cuando los jóvenes le dicen "hasta mañana" a sus amigos por las redes, y no precisamente a la persona de al lado. 

1. Pocas horas de sueño 
Lo que encontraron no fue nada alentador. Del estudio realizado entre seiscientos jóvenes, localizaron que un 60% de los jóvenes entre doce y diecinueve años duermen menos de lo que requiere su organismo por "culpa" de las Tablets, Smartphones y laptops.

Ojo pongo el culpar entre comillas porque al fin y al cabo, los aparatos electrónicos citados no tienen voluntad propia y no se acercaron a decirle: "Sí, mírame y no te duermas", al muchacho. 

2. Irritabilidad y falta de concentración 
El problema con estos jóvenes que no duermen bien, debido a que tienen todas estas distracciones en su cuarto, es que no descansan de forma adecuada y esto ocasiona que tres de cada diez se levanten irritables y con ganas de culpar al mundo. Entonces ya no solo no es un “buenas noches”, si no que el “buenos días” también se va por la borda. 

3. Insomnio y bajo rendimiento escolar 
Según los especialistas de Francia, la luz de los aparatos electrónicos provoca en los jóvenes, cuando son expuestos a ella minutos antes de dormir, una menor producción de la melatonina, y esto no es otra cosa más que la hormona que promueve el sueño.

Al no dormir, el rendimiento en la escuela no es el mismo, no se pone atención como lo hacen los estudiantes descansado e incluso se corre el riesgo de un tirón tremebundo en el cuello por ese acto reflejo de "cabecear" o decir que "si" con los ojos cerrados, cuando se tiene un sueño monumental y no hay almohada cerca.

Falta de sueño, cansancio, agotamiento, y por supuesto, estrés son algunas de las consecuencias que se tienen por dormir bien. Ante este panorama lo recomendable sería dejar el celular por lo menos media hora antes de la hora planeada para dormir, o incluso formar algún tipo de actividad previa en la que no tenga cabida los aparatos electrónicos.

Si no se atiende el problema de sueño, lo de menos es tener a un joven malhumorado, total te pones unos audífonos y que se le baje el coraje, el tema es que su salud se verá afectada por problemas en el metabolismo lo cual desencadena ya cosas muy severas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación