Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maneras ingeniosas para jugar en los días de lluvia

No dejes que las tormentas te impidan jugar fuera de casa

Los días de lluvia no tienen porque ser aburridos

Puede estar lloviendo, puede haber borrascas, pero no dejes que estos días lluviosos mantengan encerrados y aburridos a tus hijos. Si bien ver una película y comer palomitas de maíz es una buena manera de pasar un día de lluvia dentro de casa, intenta salir y jugar fuera de casa.

Sí, vas a mojarte, pero eso es parte de la diversión. Cuando veas que las nubes se acercan, prepara tus botas de lluvia y esta lista de actividades para pasar un buen rato al abierto.

Pinta con tiza

Si pintas con tiza en la acera o en el cemento, con la lluvia se consigue un efecto de imagen tipo impresionista. El agua genera en el yeso un efecto acuarela, que mezcla los colores suavemente, generando una imagen totalmente distinta.

A descubrir tesoros

Antes de que venga la tormenta, congela algunos dinosaurios de plástico u otros juguetes pequeños en un recipiente grande y cúbrelos con agua. Déjalos en el congelador hasta que esté sólido. Cuando llegue la tormenta, saca el bloque de hielo y colócalo bajo la lluvia. Viste a los niños para que puedan salir y dales la misión de ir recogiendo agua en pequeños vasos para verterla sobre el bloque de hielo. Lento pero seguro, el hielo se derretirá hasta revelar los tesoros escondidos en el interior.

¿Cuál se llena más rápido?

Toma varios contenedores de diferentes tamaños (un tarro de boca ancha, un florero estrecho, un plato hondo, etc.). Haz que los niños traten de adivinar cuánto tiempo se tardará en llenar cada contenedor. ¿Cuál va a rebosar primero? ¿Es más importante tener una estrecha abertura o una menor capacidad? En torno a la lluvia, puedes dar una pequeña clase sobre el volumen...

Pintar con gotas

Siempre se puede pintar dentro de casa, pero solo se puede pintar con lluvia cuando hay una tormenta afuera. Colorea diferentes formas o patrones con acuarelas o marcadores, en un papel tipo cartoncillo. Después, sal de casa y coloca los dibujos bajo la lluvia. Las gotas crean un efecto de salpicadura que va a encantar a los niños.

Acampar bajo el chaparrón

Antes de que empiece a llover, instala una tienda de campaña en el jardín. Saca mantas, juegos de mesa y una linterna. Cuando empiece a llover, entra a la carpa con los niños. Así podrán estar al aire libre (pero secos), pasando el tiempo contando historias y jugando.

Te puede interesar: 10 juegos intantiles de antaño en El Salvador

Hacer una represa

Cerca de canaleta o flujo de agua constante excava y haz una mini represa. Descubre cuánto tiempo le toma ganar espacio al agua y romper tu pequeña construcción.

Colores en un plato

Coloca en un plato de cartón unas gotas de colorante para alimentos. Ponlo bajo la lluvia y luego levántalo. Las gotas harán que corran pequeños ríos de múltiples colores.

Carreras de barquitos

Si las canaletas de tu casa crean una corriente natural, puedes construir barcos de cartón y hacer una carrera. Ver cuál barco llega más lejos o cuál navega más rápido por la corriente.

Música lluviosa

La lluvia hace sencillo crear una sinfonía. Por donde caen las gotas, pon placas metálicas, ollas, sartenes y botellas. Escucha con atención el golpeteo del agua y su orquesta al aire libre.

Carreras de gotas 

Después de jugar al aire libre, puedes hacer una carrera de gotas de lluvia en una ventana. Marca una línea de salida y la línea de meta con un post-it, escoge tu gota y espera a ver cuál gana.

Cuando el pronóstico sea de lluvia, no pienses en perder tu tiempo dentro de casa: como ves, hay muchas cosas que hacer fuera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación