Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud

Los seis problemas oculares más frecuentes

Conozca las enfermedades más comunes de la salud visual que no causan ceguera y son fáciles de tratar.

ctv-pso-salud-visual

Salud visual | Foto por elsalv

Las enfermedades comunes de la vista suelen manifestares con una cantidad de determinados signos y síntomas, muchos de ellas pueden mejorar con un tratamiento. El doctor Rigoberto Cartagena, oftalmólogo de Fudem, detalla cuáles son las más comunes y el tratamiento a seguir: 

Conjuntivitis: Es la inflamación de la conjutiva ocular, que es la capa externa del ojo, que recubre la zona visible del globo ocular  y la parte interior de los párpados. La conjutivitis es casi transparente en condiciones normales. 

Existen diferentes tipos de conjuntivitis: bacteriana, alérgica, viral y conjuntivitis de recién nacido. 

La más recurrente es la conjuntivitis alérgica que se da principalmente en los meses de primavera y verano. Es una inflamación de la conjuntiva causada por alérgenos (polen, pasto, polvo, etc.) que comúnmente se encuentran en diferentes elementos del ambiente. Este tipo de conjuntivitis puede volverse crónica. 

Sus síntomas son picazón, aumento del lagrimeo, sensación arenosa, enrojecimiento ocular, secreción  y sensibilidad a la luz. 
El tratamiento inicial se realiza mediante la limpieza de los ojos con agua o suero fisiológico y en ocasiones se recomienda después de la limpieza aplicar antibióticos, colirio o crema ocular y lubricantes.

Pterigión: Consiste en un crecimiento anormal de tejido superpuesto alrededor del ojo sobre la córnea, superficie anterior del ojo que normalmente es transparente y sin vasos sanguíneos. Avanza en forma de triángulo de color blanquecino distorsionando la visión de acuerdo a su estado. 

Es típico que aparezca en personas que viven en zonas cálidas, con exposición solar, sequedad crónica y contaminación ambiental.   

Entre los síntomas principales destacan ardor y sensación de basura permanente adentro del ojo, con vasos rojizos muy visibles. 

No se requiere tratamiento quirúrgico a menos que el pterigón comience a obstruir la visión de manera directa, generando un astigmatismo secundario. 

Se deben usar anteojos protectores y sombrero o gorra para prevenir su desarrollo y recurrencia, y usar antiinflamatorios tópicos en caso de inflamación sintomática.

Ojo seco:  Es uno de los padecimientos más frecuentes en mujeres mayores de 40 años. Algunos de los síntomas son irritación ocular, sensación de párpados pesados, ardor en los ojos, molestias al mirar la luz. El uso de antihistamínicos, antidepresivos, uso de lentes de contacto y algunas enfermedades reumáticas pueden ser la causa. Se trata con gotas o ungüentos lubricantes, tapones lagrimales, en algunos casos la cirugía puede ser útil.

Síndrome de la computadora: Las imágenes en pantalla no tienen la misma definición, el usuario constantemente debe enfocar para mantener una imagen definida y el resultado es un esfuerzo de los músculos oculares que terminan ocasionando un defecto de acomodación y desencadenamiento de molestos síntomas. 

Sin embargo, en personas con vicios refractivos como astigmatismo, miopía, hipermetropía y presbicia, el exponer los ojos a largas jornadas en la computadora, puede agudizar el desarrollo del síndrome.  

Entre los principales síntomas se encuentran ojo rojo, fatiga, dolor de ojos, dolor de cabeza, ojos secos, visión borrosa y sensibilidad a la luz. 
La prescripción de lentes especiales para computadora puede ser uno de los mejores tratamientos. Es importante que visite a un profesional para un examen completo y pueda recomendar el mejor tratamiento. 

Obstrucción del lagrimal: Suele darse en niños de entre 2 y 3 meses de vida. 

Sus síntomas son lagrimeo constante y secreción en los ojos pero sin enrojecimiento. En la mayoría de los casos, es suficiente realizar un masaje y seguir las normas higiénicas correctas para curarlo.

Ambliopía: También conocida como ojo perezoso o vago, es una disminución de agudeza visual o visión en uno o ambos ojos que no se recupera con la mejor graduación óptica o cirugía, sino se realiza su debido tratamiento antes de los 7 años de edad.

Se produce porque las células cerebrales que se encargan de la visión de ese ojo, no se desarrollan por falta de una correcta estimulación.

Puede ser causada por cualquier afección que impida el paso de luz y formación de la imagen en el ojo. El médico reitera que el tratamiento es efectivo cuando se hace a una edad temprana, antes de los 7 años de edad. 

Se puede cubrir o disminuir la visión del ojo normal con un parche u otros elementos para estimular el uso del ojo no preferido y ambliópico.
Medicamentos: Uso de gotas oculares, para que la vista del ojo más fuerte se vuelva borrosa y obligar al ojo débil a enfocar y organizar su función.

Anteojos: Uso de anteojos o lentes de contacto para mejorar el enfoque de la visión. Cirugía de estrabismo o de cataratas: Se hace en los músculos del ojo para corregir la desviación o extraer la catarata. Terapias de estimulación cerebro-visual: Diferentes métodos para desarrollar la visión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación