Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los cinco órganos del cuerpo que más afecta la obesidad

El cerebro y el corazón son los principales dañados. El exceso de peso puede causar infartos y "derrames"

Los cinco órganos del cuerpo que más afecta la obesidad

Los cinco órganos del cuerpo que más afecta la obesidad

Los cinco órganos del cuerpo que más afecta la obesidad

El sobrepeso y la obesidad son enfermedades aún tomadas con poca importancia en El Salvador a pesar de que provocan serios daños a la salud de la mayoría de la población.

Aunque el exceso de peso influye en el estado de salud de todo el cuerpo, los órganos que se ven principalmente afectados son; el corazón, el cerebro, el páncreas, el hígado y de forma indirecta los riñones, según el Dr. Carlos Alvayero, internista y endocrinólogo.

"En primer lugar, con malos hábitos como el sedentarismo, se pone en riesgo el corazón, ya que se puede padecer un infarto (ataque cardíaco) o una enfermedad cardiovascular. Lo mismo ocurre con el cerebro, ya que hay un riesgo de un accidente cerebrovascular (conocido popularmente como "derrame")", afirmó el Dr. Alvayero.

La mayoría de los infartos son provocados por un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias, las cuales llevan sangre y oxígeno al corazón. Si el flujo sanguíneo se bloquea, el corazón sufre por la falta de oxígeno y las células cardíacas mueren.

Cuando se tiene sobrepeso u obesidad las paredes de las arterias coronarias acumulan una placa compuesta de colesterol, lo que impide el paso de la sangre.

"El páncreas es otro de los afectados porque produce insulina, y el sedentarismo produce resistencia a la insulina y con esto se desarrolla la diabetes. Si el páncreas falla se desarrolla diabetes", explicó el especialista.

El sobrepeso también puede dañar el hígado y provocar la enfermedad de hígado graso, cada vez más común en la población en general.

Esta afección es una acumulación de grasa en el hígado, que en ocasiones puede ser inofensiva, pero a veces puede hacer que este órgano se hinche.

Los factores de riesgo más comunes son la obesidad, la diabetes y los niveles altos de colesterol. No es provocada por beber alcohol.

Aunque de forma indirecta, los riñones también pueden verse afectados "sobre todo si hay hipertensión arterial, diabetes o el colesterol alto".

Aunque las enfermedades provocadas por la mala alimentación y la falta de actividad física son comunes entre los salvadoreños, en el país no existen iniciativas gubernamentales educativas sobre nutrición y prevención.

"Lastimosamente todo el presupuesto de salud pública se consume entre enfermedades transmisibles, accidentes y la violencia...", aseguró el doctor Alvayero, quien ofreció esta semana una conferencia para medios de comunicación sobre el Síndrome Metabólico.

En dicha actividad se hizo énfasis en lo necesario de los hábitos saludables como alimentación que incluya todos los grupos de alimentos y la práctica de actividad física constante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación