Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las manos salvadoreñas que engalanan el templo

Las manos salvadoreñas que engalanan el templo

Las manos salvadoreñas que engalanan el templo

Las manos salvadoreñas que engalanan el templo

Los salvadoreños Fredis Villatoro y Germán Villalobos desafían el vértigo en los andamios instalados dentro y fuera de la Catedral Nacional de Estados Unidos, donde avanzan en las obras de reparación, luego de los serios daños que sufriera el templo con el fuerte sismo ocurrido en el verano de 2011, que sacudió el área de la capital estadounidense.

Villatoro y Villalobos, originarios de La Unión y San Miguel, respectivamente, forman parte de un equipo de trabajadores, en su mayoría salvadoreños, que laboran para una empresa especializada en restauración de piedra a la que se le ha concedido la obra.

Fredis comenta que en este trabajo han ido formándose con los conocimientos del especialista español en restauración de canteras, Víctor Castro Santamaría, quien dirige la reparación y pulido de las piedras con que está construido el templo.

"El grupo sólo de la compañía nuestra es de unos 30 y la mayoría somos salvadoreños", comenta Villatoro, quien llegó a Washington hace 20 años. Su compañero Germán se declara como inmigrante, con muchos más años de trabajo en el área de la capital nacional.

El maestro Castro Santamaría reconoce la laboriosidad de los salvadoreños que forman parte de su equipo de trabajo, y a quienes dirige y adiestra para realizar esta obra cuya primera etapa concluirá a finales de marzo, según lo previsto.

A fuerza de empeño y dedicación estos compatriotas están dejando huellas con su trabajo en la restauración de los monumentos nacionales de Estados Unidos que son visitados por millones de turistas cada año.

"Aquí no se siente tanto la altura, comparado con el obelisco de Washington, que todo era por fuera en los andamios, aquí en catedral es más encerrado por las bóvedas", comenta Fredis, al final de una jornada semanal en el recinto religioso.

El equipo dirigido por el cantero español realizó las obras de reparación del monumento erigido en honor al primer presidente y padre fundador de la nación, George Washington, ubicado en la Explanada Nacional conocida como "Mall" y el que se divisa desde todos los puntos de la ciudad; este también resultó con daños por el sismo. Igual han trabajado en el Capitolio, explica Castro Santamaría.

Estos compatriotas aseguran estar orgullosos por aportar con su trabajo en la restauración de este insigne monumento nacional, construido para ser centro de oración de todas las religiones que convergen en el país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación