Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las familias fuertes son reflejo de sus integrantes

Tu familia es más fuerte cuando cada pequeño componente está dispuesto a compartir, sostener, escuchar, apoyar y amar al resto

Las familias fuertes son reflejo de sus integrantes

No hay una sola familia en el mundo que no haya tenido que pasar por situaciones difíciles.

La vida está hecha de eventos que —de una manera u otra— se empeñan en estar ahí para ser superados. Desde luego, esas situaciones se tornan más fáciles si cada miembro de una unidad familiar permanece firme y apoyando a los demás.

En mi experiencia personal, puedo dar fe de lo que expuse antes. En lo que va del presente año, podría decirse que los retos se han “encariñado” con mi familia. A veces sentimos que no podemos más, pero luego recordamos que estamos los unos para los otros y es como si las baterías emocionales se recargaran. 

De esa manera estamos listos para seguir luchando y superar esa difícil situación. Por eso, hoy me gustaría indicarte cuáles son las características de las familias fuertes: Sus miembros están dispuestos a hacer sacrificios Es un hecho que el egoísmo no es nada práctico cuando se trata de sacar a una familia de las dificultades.

Por esa razón, es necesario que sus miembros estén dispuestos a sacrificarse en pos de un bien común. Si como miembro de una familia haces sacrificios personales, de seguro que apreciarás más lo que tienes, a quienes tienes y cuidarás de ese preciado tesoro con mucho esmero. 

Se esfuerzan por mantener una buena comunicación Ya lo sabes, es la única y mejor herramienta que existe para manifestar lo que se siente, se piensa, se sueña y se desea; además, trasmites palabras de apoyo, guía y consuelo. Es muy útil mientras sepas trasmitir con amor y respeto tus opiniones. 

Se divierten, mantienen un buen sentido del humor y disfrutan pasar tiempo juntos Con el tiempo, las familias que son fuertes logran superar todas las malas experiencias, e incluso mientras están pasando por dificultades pueden ver la luz en medio de la oscuridad. Aunque no lo creas, mantener un buen sentido del humor, reírse de algún chiste ocasional y estar juntos hace que la carga negativa que viene de la mano con las dificultades se diluya poco a poco y hasta aprendes que los problemas solo tienen el peso que tú les concedas. 

Apoyan a cada miembro de la familia a desarrollar sus propias capacidades En el primer punto expuse que el egoísmo no es nada práctico cuando de mantener unida a una familia se trata. Por eso, procuran estar ahí para los demás, para impulsarlos en sus metas y sueños y para que sean la mejor versión de ellos mismos.

¿Existe un mejor rasgo familiar para superar malos episodios familiares? Se demuestran dispuestos a compartir responsabilidades Esto es algo que se debe considerar desde que los hijos son pequeños, asignar tareas y responsabilidades es una labor que empieza a temprana edad. Llegar a hacer que cada miembro de la familia esté dispuesto a cumplir con su papel dentro de la familia hace que las cargas sean más ligeras.

Establecen rituales y tradiciones familiares. Hay familias que tienen años y generaciones reuniéndose cada domingo para comer juntos, así vivan en el extremo opuesto de la ciudad. Ese tiempo es casi que sagrado para ellos. Muchas otras familias tienen costumbres diferentes, pero es de reconocer que cualquiera sea la tradición familiar, una familia que se reúne (incluso de manera ocasional) es capaz de mantenerse unida en medio del más feroz huracán.

Comparten un sentimiento religioso o espiritual Para muchas familias tener una religión en común les genera un fuerte vínculo que los hace resistentes como robles. El mismo hecho de conservar una vida espiritual rica y fuerte hace que dentro de cada miembro de la familia la fortaleza, la fe, la esperanza y la luz salgan en los instantes de más necesidad haciendo que el dolor, el miedo y los peores sentimientos desaparezcan.

Respetan la privacidad de cada cual Es cierto que se es una sola unidad familiar, pero la misma está formada por individuos que requieren de momentos a solas. Estos instantes les permiten conocer y disfrutar de sus seres amados sin sentirse invadidos y además de eso, les ayudan a conocerse a sí mismos y a disfrutar de los momentos a solas que ayudan a fortalecer el carácter de cada ser y así hacer que la familia sea fuerte.

Tu familia es más fuerte cuando cada pequeño componente está dispuesto a compartir, sostener, escuchar, apoyar y amar al resto. Disfruta de tu familia, se fuente de fortaleza y tu triunfo en la vida será inmenso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación