Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

KLDSCP13rompe los esquemas

El diseño de modas emergente en el país fue el protagonista de la esperada pasarela en el Museo Marte

La asimetría y confección del diseñador Kique Escalante. FOTOs EDH / Mavin Recinos

La asimetría y confección del diseñador Kique Escalante. FOTOs EDH / Mavin Recinos

La asimetría y confección del diseñador Kique Escalante. FOTOs EDH / Mavin Recinos

El diseñador salvadoreño Kique Escalante reinó en la pasarela KLDSCP13 by Kotex, la noche del jueves en la Plaza de los Artistas del Museo de Arte de El Salvador (Marte).

Prendas asimétricas, colores firmes, cortes alucinantes y un todo un desfile de propuestas para la mujer fuerte de hoy se fundieron en una pasarela que marcó un debut arrollador para el joven.

Sara Hernández abrió el desfile con una exquisita colección basada en la obra Ritmo de Nicole Schwartz, que se encuentra en el museo. Los cortes sobrepuestos y la amalgama de colores fueron caramelos que el público degustó.

El dúo de Zaira Valle y Jimena Rubio, más conocido como Par de Medias, debutó con una bocanada de buen gusto y sobriedad en tonos primaverales. La tendencia de las aplicaciones miniatura fue retomada en su propuesta en tonos fucsia muy femeninos.

El trabajo de Abdías Murillo, por otra parte, se inclinó por trajes sastre para hombres modernos pero con acentos clásicos y tejidos finos, así como líneas vanguardistas.

La diseñadora Claudia Urbina presentó una de las colecciones más trepidantes de la noche, y aunque basada en tonos como negro y beige, su "Mimesis" recogió perfectamente la escultura Mujer Pez de Benjamín Saúl, utilizando branquias en una alusión estilizada, sensual y elegante.

Alejandro Solórzano causó buena impresión con estampados en colores intensos y vestidos de día muy realistas, mientras que Mauricio Figueroa, ausente en el evento, envió prendas para ellas y ellos con cortes y colores brillantes sobrepuestos al negro.

La combinación de rojo y negro fue la base para José Chacón en su colección Renaissance, en la que reinan ribetes triangulares.

Lumi, pese a su tendencia rockera, mantuvo un sentido mesurado y digerible en tonos negros y tierra. La diseñadora Marcela Morán, de Escarabazul, también llevó mucho estilo con tejidos artesanales y colores de tradición, en diseños audaces que también arrancaron los aplausos.

El emergente Walter Astacio (Walu) no solo llevó un grupo de zombies a la pasarela, también se llevó una buena barra que le anticipó los aplausos. Sus prendas optan por las transparencias y la unión de elementos que dan un concepto femenino y delicado.

Las prendas de Dual resultaron literalmente una tropa sobre la pasarela, bajo un concepto militarizado y una confección fuerte sobre el lógico verde y otras tonalidades.

La cuarta edición de Kaleidoscopio, la pasarela más importante de la moda local, mantuvo el carácter de ser mejor que la anterior, el eclecticismo se respiró en cada esquina, en cada obra y diseño.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación