Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Implantan el primer páncreas artificial a un niño australiano

El páncreas artificial es parecido a un reproductor MP3, está conectado al cuerpo a través de tejidos injertados en la piel.

Xavier Hames sufre diabetes tipo 1 desde los 22 meses. Ahora tiene un páncreas artificial, que mejorará su vida.

Xavier Hames sufre diabetes tipo 1 desde los 22 meses. Ahora tiene un páncreas artificial, que mejorará su vida.

Xavier Hames sufre diabetes tipo 1 desde los 22 meses. Ahora tiene un páncreas artificial, que mejorará su vida.

Un niño australiano de 4 años, que vivía con el peligro constante de sufrir hipoglucemia, fue el beneficiario del primer páncreas artificial que se coloca en el mundo y que servirá para mejorar la vida de los diabéticos de todas las edades.

La operación se llevó a cabo en el hospital Princess Margaret de Peth, la capital del estado de Australia Occidental.

El niño padece diabetes del tipo 1 y vivía con el peligro constante de sufrir hipoglucemia.

El nuevo mecanismo, parecido en el tamaño y la forma a un MP3, hace las funciones del páncreas para predecir los niveles bajos de glucosa y determinar la administración de insulina cuando es necesario, lo lleva en la cadera y está conectado con varios tubos al interior del cuerpo.

A la vez evita las consecuencias graves de bajo nivel de glucosa, como el coma, convulsiones y una posible muerte.

El páncreas artificial fue desarrollado durante cinco años en el Hospital Infantil Princess Margaret, con la ayuda de otros establecimientos. Cada aparato tiene un costo cercano a los 8,100 dólares estadounidenses y tiene una vida promedio de unos cuatro años. — EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación