Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

7 ideas para que tus hijos tengan un curso de verano en casa

Crea tu propio curso de verano en casa. Aquí encontrarás actividades que podrás realizar con tus hijos en estas vacaciones

Mejorar la relación de padre e hijo

No es tan extraño que haya padres que sean en buena medida un desconocido para sus hijos.

Llegaron las vacaciones. Para muchas de las mamás es un gran alivio porque por fin llega el momento de no andar con las prisas para llevar a los hijos al colegio, a supervisar que los hijos hayan realizado su tarea y por fin no preparar loncheras.

Las madres piensan que van a dormir por más tiempo. Cuando menos lo piensas ya tus hijos están brincando en el sofá, se levantan más temprano para jugar y por supuesto con hambre, ya realizaron una que otra travesura y también tus hijos ya se pelearon por el control del juego de video, tu les pones la película favorita una y mil veces… Sí, ya te aprendiste, palabra por palabra, todos los diálogos de sus películas favoritas.

Por supuesto, has pensado que lo mejor sería inscribirlos al costoso curso de verano para que gasten sus energías y por fin puedas descansar. Pero con el regreso próximo a clases tus gastos han aumentado. Por ello es preciso que hagas algo para que tú puedas disfrutar de las vacaciones.

Al comenzar el día tus hijos se han despertado muy temprano llamados por un poderoso imán, la consola de juegos. Pero te recomiendo que los enseñes que, antes de que puedan jugar, ellos ayuden a realizar las labores típicas de la casa, como tender su cama, asearse y que te ayuden a poner la mesa para el desayuno.

Procura que antes de jugar ellos cumplan con su cuota diaria de ayuda en el hogar. Al enseñarlos a colaborar contigo en las labores del hogar, reforzarás los valores como la responsabilidad, el compromiso y la convivencia en familia. 

Es importante que organices todas las actividades en un pequeño calendario, estableciendo horarios, de esta forma podrás aprovechar mejor el tiempo. Si quieres saber cómo invertir tiempo de calidad con tus hijos, sin necesidad de llevarlos a un curso de verano, aquí te recomiendo algunas actividades que podrás hacer. 

1. Taller de arte. Es tiempo de sentarlos en la mesa del comedor, con unas cuantas crayolas, pinturas, lápices de colores, pegamento, tijeras, hojas y plastilina, entre otros. Pueden colorear su cuento de dibujos animados favorito, o enseñarles cualquier tipo de manualidad sencilla, puedes reciclar productos que tengas a la mano, como por ejemplo rollos de cartón del papel higiénico. Busca opciones en la Internet. 

Seguro encontrarás muchas cosas sencillas que pueden realizar tus hijos. Es recomendable que todos los días lo hagan a la misma hora y establezcas un lugar dentro de su cuarto para colocar su arte, tus hijos no solo sentirán mucha emoción, sino que la disciplina y el horario continuo les darán estabilidad interna y es una extraordinaria forma de motivarlos.

2. Ejercitarse Brincar la cuerda, jugar con el “hula, hula”, andar en patineta, patines, o bicicleta, sacar a pasear a la mascota, o una simple pelota de goma, son sencillos ejemplos que pueden realizar tus hijos. Establece un tiempo de juego e involúcrate con ellos, compartiendo tiempo de calidad. 

3. Juegos interactivos. En la actualidad, los niños saben utilizar una tableta, teléfono inteligente o computadora, es importante que los conozcan pues son herramientas que van a utilizar toda su vida. Elige juegos mentales donde puedan desarrollar su inteligencia, su memorización y su atención. Existen muchos juegos de este tipo como por ejemplo un juego de memoria, un rompecabezas, un juego de palabras. 

De nuevo, ayúdate con el Internet y baja aplicaciones gratuitas. Recuerda que muchos juegos son herramientas para el desarrollo emocional e intelectual, donde activarán su cerebro y desarrollarán su memoria y razonamiento. Siempre supervisa y celebra con ellos sus triunfos, pero ten cuidado de que no pasen demasiado tiempo frente a una pantalla.

4. Cocinar. Comparte con tus hijos el placer de crear sus propios alimentos. Involúcralos en la cocina realizando un postre sencillo y fácil, o que te ayuden a preparar el agua de sabor. Reúne los ingredientes y todo el material que van a necesitar, esto ayuda a que tus hijos comprendan el valor de los alimentos y lo importante que son para su nutrición. Es una forma de enseñarlos a ser independientes para su futuro y del trabajo en equipo.

5. Leer. Esfuérzate por llevar este buen hábito de la lectura en tus hijos. Existen una infinidad de beneficios que aplica la lectura. Te recomiendo que si tus hijos son pequeños les leas un cuento, así desarrollaran su imaginación. Pero si ya tienen suficiente edad y están aprendiendo a leer, pídeles que te lean un cuento en voz alta. De nuevo, es recomendable que establezcas un horario diario y que te sientes con ellos para ayudarlos a comprender lo que están leyendo. 

6. Ver una película y tiempo libre. Dales la oportunidad de ver una película o un programa favorito, o un tiempo libre para qué jueguen con sus juguetes favoritos, recuerda que están de vacaciones y que lo único que les interesa es jugar. Comparte con ellos sus aventuras y forma parte de esa unión familiar. 

7. Visiten un lugar que los eduque. Planea una visita al museo, zoológico, parque, playa, feria, lago o cualquier lugar donde tus hijos puedan distraerse y aprender sobre lo maravilloso que es nuestro planeta tierra y el lugar donde viven. Es excelente oportunidad de convivir en familia y reforzar los valores y aprendizaje sobre temas culturales. Como podrás darte cuenta existen muchas actividades que puedes desarrollar con tus hijos estas vacaciones y todas tienen grandes beneficios para el desarrollo mental, físico y emocional. Todas son herramientas para ayudarlos a crecer sanos y felices. Ahora, ¡a disfrutar de las vacaciones compartiendo tiempo en familia!

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación