Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

5 ideas para lograr una comunicación efectiva con los maestros de tus hijos

“La escuela enseña, pero la familia educa”. La comunicación con los maestros debe ser fundamental pues puedes ayudar a tus hijos a obtener buenas calificaciones y puedes conocer su comportamiento.

5 ideas para lograr una comunicación efectiva con los maestros de tus hijos

El período vacacional concluyó, y los niños regresan a clases. Muchos de ellos están emocionados porque verán a sus amigos, conocerán a nuevos compañeros, compartirán el recreo, jugarán futbol y estrenarán todos sus útiles escolares, además de otras divertidas actividades.

Todos los niños han pasado por estas situaciones y es inevitable tener muchos sentimientos encontrados porque se acaban las vacaciones; y en el caso de los padres, también pasa algo similar, pues es el momento de afrontar nuevas situaciones, lograr nuevas metas y cumplir con los objetivos, todo en aras del bienestar de los hijos.

El período vacacional es una etapa para pensar en las situaciones que se vivieron en el ciclo escolar pasado con los maestros, de reflexionar sobre las acciones que se deben llevar a cabo para evitar que los hijos obtengan bajas calificaciones, de buscar soluciones y de tener para ellos metas nuevas.

En este tenor, me he dedicado a enlistar algunos consejos que ahora te comparto, y que de seguro te serán de utilidad para que tú y tus hijos siempre tengan una óptima comunicación con sus maestros durante todo el periodo escolar, una cuestión que es de verdad importante. Recuerda que la escuela y la familia siempre deben de trabajar en conjunto para obtener el éxito deseado: 

1. Visita las instalaciones 
Es muy importante que tú y tus hijos conozcan cada rincón de la escuela, esto les permitirá crear un lazo de confianza y seguridad para ambos. Ubiquen los lugares importantes como las oficinas y explícales la función que cumple cada departamento o área; también deberán conocer los salones, los talleres, la enfermería, los baños y las áreas libres como la cafetería, la tiendita (cooperativa) y las canchas deportivas.

2. Infórmate 
Como padre de familia es vital asistir a toda junta informativa que ofrecen las escuelas, y conocer a los maestros para crear un vínculo de respeto y confianza. Esto posibilitará que los docentes puedan identificar a cada alumno y les abrirá una mejor expectativa sobre el comportamiento y actitudes de tus hijos.

Si para ti y tu esposo es imposible asistir a dichas reuniones, no olviden tratar de informarse sobre lo sucedido y solicitar un memorándum o informe sobre los puntos tratados y acordados. 

3. Crea presencia 
Como padre es importante la relación con los maestros pues, como ya se dijo con anterioridad, trabajarán en conjunto para el bienestar de los niños. Es recomendable, si tienes el tiempo suficiente, que te involucres en las actividades que ofrecen las escuelas en sus espacios de participación como mesa directiva y cooperativa; ésta es la mejor forma de conocer el funcionamiento de la escuela.

Pero si no puedes formar parte de estas actividades, agenda una cita cada mes con los maestros de tus hijos, porque de este modo podrás llevar un mejor control sobre su desarrollo emocional e intelectual y conocerás a fondo las cosas que debes hacer en casa para reforzar el conocimiento y cumplir con los objetivos del año escolar. 

4. Usa la tecnología 
En la actualidad, la mayoría de las escuelas cuenta con una página web o son miembros de alguna red social como Facebook o un correo electrónico. Te recomiendo que siempre tengas a la mano los contactos de los directores y maestros, con la idea de llevar un mejor seguimiento sobre el rendimiento escolar de tus hijos.

Se debe crear un lazo de comunicación entre maestros y padres de familia siempre de manera respetuosa y profesional. Recuerda que los maestros son parte de la enseñanza de tus pequeños. 

5. Usa los programas de la escuela 
Muchas escuelas cuentan con actividades extra curriculares como clases de natación, futbol, básquetbol, jazz, música, entre otras. Es importante que tus hijos participen en cualquiera de estas actividades pues tienen grandes beneficios emocionales, por ejemplo, aumenta su confianza, su seguridad, eleva su autoestima, se crean lazos de amistad, aprenden a trabajar en equipo, entre muchas otras.

“La escuela enseña, pero la familia educa”, nos recuerda una frase. La comunicación con los maestros debe ser fundamental, pues no sólo puedes ayudar a tus hijos a obtener buenas calificaciones, sino conocer su comportamiento, cómo se relacionan con sus pares, cómo resuelven sus conflictos, etcétera. Aprovecha esta arma a tu favor y el de tus hijos. ¡Éxito!

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación