Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

7 ideas para conducir con niños pequeños y disfrutar del camino

Conducir con tus hijos pequeños no debe ser un desafío constante, al contrario, debe de ser una experiencia agradable para todos. Siguiendo estos consejos es seguro que tus hijos tendrán más control sobre su comportamiento.

7 ideas para conducir con niños pequeños y disfrutar del camino

Muchas veces un paseo en automóvil se convierte en un gran desafío para ti como madre con niños pequeños, sobre todo si desde sus primeros meses no los acostumbraste a viajar tranquilos y bien sentados, o si permitiste que tuvieran comportamientos que van en contra de las reglas de seguridad, lo que hace que ellos crean que cada traslado se trate de una gran aventura.

Cuando tus hijos son pequeños la gran ventaja es que puedes usar los asientos de seguridad para mantenerlos quietos, pero cuando ya tienen más de dos años la opción es mantenerlos entretenidos.

Por si fuera poco, manejar en la ciudad implica más problemas, es un verdadero caos y las distancias parecen más largas como si fueras a otro mundo, debido al intenso tráfico. De modo que tienes que prepararte mentalmente cada vez que tienes que salir.

Para auxiliarte en esta tarea, te comparto siete "mandamientos" que te ayudarán a no perder el control y a sobrevivir a cada viaje en auto: 

1. Activa los seguros de las puertas 
Esta es la primera y la más importante regla de seguridad, con la cual evitarás que uno de tus hijos salga por la puerta o ventana al dar una vuelta o al estar en movimiento. Recuerda que ellos no son conscientes de los peligros que pueden generar sus acciones. 

2. Establece reglas 
Es recomendable que cuando tus hijos se suban al vehículo lo primero que hagas sea establecer reglas y límites de seguridad como por ejemplo: deberán permanecer sentados con su cinturón de seguridad puesto y evitar sacar las manos por las ventanillas mientras estás conduciendo; respetar a todos los que estén dentro del auto, permanecer siempre atrás y nunca en la parte del copiloto; sentarse en medio (es más seguro) aunque sea una pequeña distancia la que se vaya a recorrer.

Aunque parezca cansado y repetitivo debes hacerlo siempre, hasta que detectes que ya no es necesario recordar las reglas. 

3. Programa música que les guste 
Una manera de entretener y fijar la atención de los pequeños es animarlos a entonar las canciones que les gustan. Te recomiendo tener a la mano todas sus canciones, como las de sus películas favoritas. Ponte en sintonía y canta con ellos, así estarán contentos y el ambiente será más agradable. 

4. Lleva siempre snacks nutritivos 
Otra manera de entretener la mente de los pequeños es con la comida; es una buena opción siempre llevar una bolsa con fruta, agua, cereales o galletas de su preferencia. Sobre todo cuando vayas a recorrer largas distancias. 

5. Usa la imaginación, inventa juegos 
No importa si manejas en ciudad o si vas a salir a carretera, desarrolla tu creatividad y la de ellos con una diversidad de juegos: nombrar cuántos objetos ven de cierto color, decir los nombres de esos objetos en otro idioma (inglés, por ejemplo), contar cuántos árboles ven en el camino, decir palabras con diferentes letras del abecedario de lo que ven; cuéntales un cuento o jueguen a las adivinanzas, entre otras distracciones. Haz que miren el paisaje y disfruten del camino, así evitarás que se aburran y se desesperen. 

6. Viaja con algún juguete 
Deja que tus hijos se lleven alguno de sus juguetes favoritos como una muñeca o el muñeco de acción, eso ayudará a distraer su mente, pero debes aconsejarles no pararse de su asiento mientras el auto esté en movimiento. Interactúa con ellos mientras juegan: puedes preguntarles cómo se está comportando su muñeco, si va bien sentado, etcétera. 

7. No uses la tecnología 
Es bueno que tus hijos aprendan a usar la tecnología pues es una herramienta para su futuro, pero te recomiendo que no lo hagan dentro del vehículo, pues obstaculiza la comunicación familiar. Conducir con tus hijos pequeños no debe ser un desafío constante, al contrario, debe de ser una experiencia agradable para todos.

Siguiendo estos consejos es seguro que tus hijos tendrán más control sobre su comportamiento y evitarás en lo posible tener algún accidente. ¡Ahora, a disfrutar de esos viajes y paseos!

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación