Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Turismo

Honduras, playas, bosques e historia

La riqueza de biodiversidad del país centroamericano lo vuelven un destino predilecto para los salvadoreños en las próximas vacaciones agostinas. 

Playa es sin duda el primer referente de  destino al pensar en Honduras, uno de los países preferidos para hacer turismo en las próximas vacaciones de agosto. Y quizás el lugar predilecto es Roatán, el cual también se abordará en este artículo. 

Pero el país centroamericano ofrece además bosques, historia y mucho más. Ejemplo de ello son las Ruinas de Copán, uno de los sitios arqueológicos más reconocidos a nivel internacional, por ser una ciudad-estado maya de  los siglos V y IX, y por la riqueza natural que la envuelve.

“Aves, reservas naturales, plantaciones de café, aguas termales, paisajes y la vida de campo complementan el atractivo turístico de una zona en la que los investigadores siguen cosechando hallazgos, descifrando historias y reconstruyendo más de la vida de los mayas del extremo sur de Mesoamérica”, describe Honduras Travel, página oficial de turismo.

Otro es la Fortificación Santa Bárbara, en la bahía de Trujillo. Los cañones de esta fortaleza colonial aún apuntan alertas hacia el mar, después de cientos de combatir los embates de piratas y corsarios de diferentes nacionalidades que estaban al servicio de diferentes coronas. 

Por otra parte, la biodiversidad de Honduras es tan grande que brinda una serie de bosques para los amantes de la naturaleza.

El Parque Nacional La Tigra está en Tegucigalpa ofrece la aventura de recorrer y disfrutar de un bosque nublado, que cuenta con ocho senderos, con diferentes grados de dificultad por 240 km2 siempre verdes y húmedos.

“Aquí vive la joya alada del istmo, el quetzal, que puede encontrarse, siempre entre la neblina, con la suficiente paciencia y fortuna. También verá tucanes y gavilanes, felinos como tigrillos, pumas y yaguaroundis y varias clases de anfibios y reptiles”, dice Honduras Travel.

Otro bosque nublado recomendado para estas vacaciones agostinas es el Cerro Azul Meámbar, en donde vivirá la aventura al máximo y se encontrará en contacto con el agua en todas sus formas.

Otra opción es el Parque Nacional Pico Bonito, un área protegida, que sube desde la costa hasta los 2,485 msnm de su cima más alta.
En los mil kilómetros cuadrados habitan jaguares, boas, monos y una inmensa variedad de especies de insectos y de flora, muchos aún sin descubrir.

En la misma zona Atlántida está La Ceiba, conocida como la capital del caribe hondureño, en donde la hospitalidad y jovialidad de la gente le esperan para disfrutar del sol y el mar.

Siguiendo entre aguas cristalinas no podían quedar fuera las Islas de  la Bahía: Roatán, Utila y Guanaja. 

Roatán es una isla 125 km2 con colores en un arrecife rico y biodiverso, un  paisaje con horizonte azul turquesa y montañas cubiertas de selva tropical.

El buceo, el esnórquel, navegación de vela, a motor o en kayaks, parapente sobre el mar, nadar con delfines, caminar entre iguanas, compartir con garífunas y una amplia gastronomía, es parte de los atractivos de la isla.

Utila tampoco se queda atrás con sus playas cristalinas y sus prácticas, además de contar  con el escenario submarino del arrecife coralino más grande de América, reserva con manglares, humedales y sabanas tropicales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación