Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La historia y la modernidad confluyen en Utec

El campus de maestría y posgrado de la Universidad Tecnológica de El Salvador mezcla la arquitectura de 1930 y la del siglo XXI

Con el nuevo campus la Utec rinde homenaje al Dr. José Mauricio Loucel.

Con el nuevo campus la Utec rinde homenaje al Dr. José Mauricio Loucel.

Con el nuevo campus la Utec rinde homenaje al Dr. José Mauricio Loucel.

En lo que fuera por años la quinta Pinar del Río, de la familia Álvarez Córdova, se albergará el campus de Maestrías y Estudios de Postgrado "Dr. José Mauricio Loucel", de la Universidad Tecnológica de El Salvador (Utec).

En el nuevo espacio se conserva la casa antigua de "Don Enrique Álvarez Córdova", uno de los miembros de la familia que fue dueña del inmueble en 1930, y donde ahora estarán las oficinas administrativas.

Además se incluye un moderno edificio en homenaje al Dr. Carlos Reynaldo López Nuila, por ello lleva el nombre de dicho fundador de la alma máter e impulsor de servicios educativos a nivel de postgrados.

El campus cuenta con aproximadamente 7,400 metros cuadrados, y cumple con la misión de la universidad que es la conservación del patrimonio cultural con un conjunto arquitectónico integrado con un inmueble moderno.

El arquitecto José Luis Porras, docente de la Utec, sostiene que la arquitectura con la que cuenta la casa Álvarez Córdova denota el pasado, el presente y el futuro.

"La arquitectura de los años 30 la hemos adaptado con la arquitectura moderna del siglo XXI, la cual se mantiene en su forma y estilo original, pero está equipada para cumplir la funcionalidad con la que se restauró", puntualiza.

La casa mantiene el diseño original, con las mismas vigas, escalera de madera tallada, cerámica de la época, que refleja la vida social de esa época.

Modernidad al alcance

En contraparte el edificio "Dr. Carlos Reynaldo López Nuila" fue construido para albergar a 600 estudiantes de maestrías y posgrado.

Posee tres niveles y cuenta con 12 salones y dos aulas magnas.

Cada uno de los salones está elaborado con modernas estructuras y adaptado a las nuevas tecnologías, para que cada estudiante tenga las herramientas necesarias para su preparación.

"El edificio es una connotación diferente a los demás edificios con los que cuenta la Utec. Ha sido elaborado con el objetivo del manejo pedagógico para grupos pequeños de estudiantes, es decir, cada salón tiene una capacidad para 36 estudiantes", asegura el ingeniero Mario Fredy Hernández constructor de la obra.

Asimismo, las aulas están diseñadas en gradas, en donde cada persona tiene una vista directa hacia el frente, cuentan con pantalla, cañón multimedia, aire acondicionado, muebles articulados y servicio de wifi en todo el campus.

Por otra parte, las aulas magnas albergarán a 200 personas y están equipadas con salas de proyección, control de sonido, cañón multimedia y muebles articulados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación