Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Has engordado después del matrimonio? 5 tips para adelgazar juntos

Es muy rara la pareja que no sube de peso una vez que se casa. Sigue estas pequeñas recomendaciones para que pierdan algunas libras de más.

¿Has engordado después del matrimonio? 5 tips para adelgazar juntos

La sabiduría popular nos dice que los recién casados suben de peso; incluso, a la pancita que aparece en los varones se les suela llamar “la curva de la felicidad”. Ciertamente, los sentimientos tienen mucho qué ver en el aumento y disminución de peso.

Cuando la pareja se casa, tiende a comer más de lo que solía comer cuando se era soltero.Entre más contentos y satisfechos estén en su relación, más se relajan, se despreocupan por la apariencia personal y el cuidado de la figura, pues finalmente encontraron a alguien. 

Las mujeres en particular tienden más a ganar de peso, porque también experimentan cambios hormonales: comienzan a usar anticonceptivos y se descuidan de sí mismas. Cómo bajar de peso juntos: 

1. Nunca, jamás debes de olvidarte de ti misma. Siempre cuida de tu apariencia, salud, figura, belleza, felicidad y realización personal. Tu esposo se enamoró de ti por ser quien eres, y ella de ti por la misma razon. Continúa cultivando y desarrollando tu ser para que su amor nunca termine.

2. Piensa en tus futuros hijos. El cuidado de tu peso repercute en la decisión de tener hijos y tu salud futura. Piensa en tus hijos, en la familia que a ambos les gustaría tener y entonces ¡a trabajar! La salud de la pareja es muy importante.

3. Planificar el menú. Planea un menú balanceado que a ambos les agrade, cambien la comida chatarra por bocadillos saludables, especialmente cuando van a ver películas juntos o cuando pasen tiempo a solas.

4. Hagan ejercicio juntos. Incluyan en sus agendas actividades físicas: caminatas, paseos en bicicleta o definitivamente asistan al gimnasio juntos o ejercítense en el hogar. Muchas parejas inician programas y dietas juntos llenos de ánimo, pero cometen un viejo error que solo lastima y perjudica la relación: criticarse y competir perdiendo el objetivo principal de ayudarse mutuamente y hacer crecer la relación.

Si no pueden trabajar juntos en metas de desarrollo físico, es preferible ejercitarse de manera separada a dañar la relación que recién inicia. Muchas esposas jóvenes se sienten ofendidas y dolidas cuando sus esposos bajan de peso más rápido y se lo echan en cara, cuando les hacen comentarios pesados sobre su manera de comer, las critican de cualquier manera por no lograr su peso ideal pronto o tener poca fuerza de voluntad.

Y hay otras parejas maravillosas que se entrenan y motivan mutuamente, que desarrollan las habilidades para trabajar en equipo y perseguir juntos las mismas metas e ideales.

5. Inicia tu vida en pareja con el pie derecho. No hay mejor manera de iniciar una vida juntos que creando buenos hábitos: comida saludable, buenos hábitos de descanso, prudencia en las finanzas e interés y cuidado por la salud de ambos. No esperes a que se duplique tu peso o tu esposo tenga un infarto para que pongan atención al sobrepeso.

Los índices de varones menores de 35 años que mueren de infartos fulminantes va a la alza. Por amor, ayúdale a conservar un peso sano. El matrimonio es el estado ideal del hombre y de la mujer, en él se desarrollan lazos de amor que llegarán a formar familias fuertes, donde se criarán hijos sanos y buenos. Decide hoy que tu matrimonio va a durar toda la vida y que tendrán la salud para disfrutarlo por siempre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación