Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Internet

Hackers exponen a usuarios infieles de Ashley Madison

Piratas informáticos anunciaron una filtración masiva de datos de usuarios de Ashley Madison, una web de contactos especializada en infidelidades, alegando que sus propietarios no habí­an cedido a sus demandas.

Hackers exponen a usuarios de Ashley Madison en internet

Un mensaje publicado en internet decí­a "¡Se acabó el tiempo!" y acusaba a la compañí­a matriz, Avid Life Media, de engaño e incompetencia.
"Ahora todo el mundo puede ver sus datos", dijo el comunicado.

Avid Life Media, con sede en Toronto, dijo en un comunicado el martes que estaba al tanto de la denuncia y que estaba investigando.
"El delincuente, o delincuentes, implicados en este acto se han designado a sí­ mismos como el juez moral, el jurado y el ejecutor", dijo la empresa.

La Associated Press no pudo determinar de inmediato la autenticidad de los documentos publicados pero varios analistas de seguridad que revisaron la información dicen que creen que la filtración es auténtica.

Uno de ellos, el director ejecutivo de TrustedSec, Dave Kennedy, dijo que la publicación incluí­a nombres completes, contraseñas, direcciones, información de tarjetas de crédito y "una amplia cantidad de datos internos".

En una publicación en un blog, dijo que parecí­a que los hackers habí­an accedido a Ashley Madison "durante un largo periodo de tiempo".
El CEO de Errata Security, Rob Graham, dijo que habí­a contado más de 36 millones de cuentas, aunque muchas de ellas parecí­an ser falsas. La inmensa mayorí­a de los usuarios eran hombres, apuntó en otro comentario en el blof.

Los motivos de los piratas informáticos no estuvieron claros de inmediato, aunque han acusado a Ashley Madison de falsear perfiles de mujeres para mantener el interés entre los usuarios varones. En su comunicado, Avid Life Media acusó a los hackers de pretender imponer "una noción personal de virtud en toda la sociedad".

Una llamada a Avid Life Media no obtuvo respuesta de inmediato. Los hackers no respondieron a los mensajes.

Los datos se colgaron en un primer momento en la "web oscura", una parte de internet a la que no se puede acceder a través de los buscadores convencionales y que solo se puede ver con un navegador especial. 

Posteriormente, el grupo de piratas informáticos autobautizado como Impact Team colgó el archivo disponible para todos los usuarios en un BitTorrent.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación