Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

4 hábitos financieros que pueden mejorar tu economía familiar

Nunca es muy temprano o muy tarde para comenzar a pulir tus hábitos financieros. No olvides que está en tus manos comenzar a administrar de forma inteligente tu dinero

Economía familiar

Seguramente tú, como todos los seres humanos, ya conoces cómo se gasta el dinero. Pero lo que probablemente no sabes es que el mal manejo de tu economía puede traer consecuencias negativas para la estabilidad de tu familia.

No importa tu edad o situación actual, la educación financiera es la mejor solución para prevenir dolores de cabeza en el futuro. Sin importar cuánto ganas, si logras desarrollar en tu vida hábitos financieros correctos, estoy segura que tu dinero te rendirá mucho más.

Si tus maniobras económicas no son tan avanzadas, no te preocupes, es normal, ya que este tema no se enseña en todas las familias. La buena noticia es que nunca es tarde para aprender y en este artículo vas a encontrar cuatro hábitos que pueden beneficiar tu economía. 

1. Elabora un presupuesto 
Preparar un presupuesto es el primer paso para tener unas finanzas sanas. Tu presupuesto va a reflejar lo que ganas y lo que gastas mes con mes. Los elementos que debes incluir en el área de gastos son:

Ahorro mensual
Servicios: luz, agua, gas, televisión por cable, Internet, etc.
Préstamos y tarjetas bancarias.
Gastos necesarios: comida y ropa.
Gastos innecesarios: viajes y entretenimiento.
Gastos hormiga: son pequeños gastos cotidianos que aparentemente son invisibles pero que, sumados, pueden representar una fuga para tu economía. Por ejemplo, el cambio que le das al que empaca tus cosas en el súper, pago de estacionamiento, golosinas.
Fondo de emergencia: destina parte de tus ingresos mensuales a una cuenta que utilizarás en caso de cualquier contratiempo o emergencia.

2. El sacrificio de hoy es la ganancia del mañana 

Seguramente alguna vez en tu vida has tenido las intenciones de comenzar a ahorrar. Pero no te engañes, es un hecho que ahorrar requiere de sacrificio y de una gran fuerza de voluntad. Probablemente sueles ahorrar el dinero que te sobra del mes, y en ocasiones ya no te sobra nada, porque es difícil tener dinero en tu cartera que no puedes gastar.

La forma común de ahorrar no te está funcionando, sin embargo, aquí tengo una alternativa: el pre-ahorro. Deja de guardar el dinero que te sobró al final del mes y mejor ahórralo antes de que lo gastes.

Por ejemplo, si te depositan tu sueldo en una cuenta bancaria cada quincena, solicita al banco que transfiera el 5 o el 10% de tu sueldo a una cuenta de ahorro. De este modo será más sencillo ahorrar ya que el dinero nunca estuvo en tu cartera. 

3. Evita gastos innecesarios 
Si quieres comenzar a tener una situación financiera sólida, es importante que localices cuáles son tus gastos innecesarios. Por ejemplo, cuando vas al supermercado seguramente caminas por los pasillos y echas diferentes artículos en tu carrito. Pero detente un momento, ¿realmente necesitas todo lo que estás comprando?

Te recomiendo elaborar en tu casa una lista de los productos que realmente te hacen falta. De este modo evitarás gastar tu dinero en consumos innecesarios. 

4. No gastes más de lo que ganas 

Son leyes matemáticas muy simples: si gastas más de lo que ganas, quedarás en números negativos. Te sugiero apegarte al 100% al presupuesto que vas a crear, de este modo evitarás endeudarte.

Nunca es muy temprano o muy tarde para comenzar a pulir tus hábitos financieros. No olvides que está en tus manos comenzar a administrar de forma inteligente tu dinero, siendo previsor y organizado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación