Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Glutamato, importante en adicciones

Esta sustancia hace que durante el consumo de droga  la cantidad de dopamina aumente en las estructuras del cerebro, según estudio     

Glutamato

Las neuronas se sirven del glutamato para inhibir la secreción de dopamina. 

Científicos franceses y canadienses han identificado un neurotransmisor que contribuye a regular la liberación de dopamina en el cerebro de ratones que consumen cocaína, de forma que al bloquearlo los roedores se vuelven adictos a esa sustancia con mayor facilidad.    

“Sienten antes los efectos estimulantes de la droga, desarrollan más fácilmente una ‘adicción’ y son más susceptibles de una ‘recaída’ tras un período de ‘abstinencia’”, explicó el Centro Nacional Francés de Investigaciones Científicas (CNRS). 

El agente señalado por investigadores del Instituto de Biología de París-Seine y del Instituto Universitario de Salud Mental Douglas de la Universidad McGill de Montreal es el glutamato, que actúa sobre el sistema de recompensa del cerebro. 

“Durante el consumo de droga, la cantidad de dopamina aumenta en las estructuras del cerebro, formando el circuito de recompensa. La intensidad y la rapidez de la descarga de dopamina son la base del proceso que conduce al desarrollo de la adicción”, resume el CNRS. 

Se sabía que en ese proceso intervienen las neuronas colinérgicas del núcleo accumbens del cerebro, las encargadas de regular el suministro de dopamina, a través de la acetilcolina, encargada de liberar esa sustancia. 

“Al contrario de lo que pensaban hasta ahora los científicos, no es solo la acetilcolina la que regula la liberación de dopamina, sino el equilibrio entre esta y el glutamate”, indicó el CNRS. 

Las neuronas colinérgicas se sirven del glutamato para inhibir la secreción de dopamina, según el estudio publicado en la revista especializada “Molecular Psychiatry”. 

Los experimentos con ratones muestran que si se bloquea un gen esencial para la comunicación entre las neuronas y el glutamato (llamado VGLUT3), los animales se vuelven “más vulnerables a la cocaína”, agregan los científicos, que han encontrado indicios de que ese agente podría actuar de una manera similar en los humanos. 

“Investigaron en pacientes politoxicómanos mutaciones de ese gen que vuelve ‘adictos’ a los ratones” y descubrieron que existe una mutación que está “diez veces más presente en los toxicómanos que en individuos sin síntomas psiquiátricos”, agregó el CNRS. 

Sus hallazgos parecen explicar “una mayor vulnerabilidad a la adicción” de los pacientes politoxicómanos y “en cualquier caso confirman que el glutamato desempeña un papel en el mecanismo de la adicción”. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación