Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fundación Calleja lanzó el “Collar de la Esperanza”

Es un accesorio diseñado a manera de guía para que en el autoexamen la mujer reconozca las formas y dimensiones que puede tener un tumor de seno

Grupo Calleja

El collar, hecho con cuentas de madera de diferentes tamaños, tiene como finalidad que las mujeres aprendan y se concienticen sobre la importancia  de la autoevaluación

En el mes internacional de la concientización sobre el cáncer de mama, Fundación Calleja se une con la Asociación Salvadoreña de Prevención del Cáncer (Asaprecan) en el desarrollo de una iniciativa contra el cáncer de seno, cuyo objetivo es motivar a la población a realizar acciones de prevención y detección temprana de dicha enfermedad, a fin de salvar la vida de más mujeres. 

Para ello ponen a disposición de los salvadoreños el Collar de la Esperanza, el cual es una especie de guía para las mujeres, ya que está hecho con cuentas de madera de diferentes tamaños y colores, las cuales simulan las dimensiones que podría tener un tumor de mama que puede ser descubierto a través de una mamografía o de la autoexploración que cada mujer debería de realizarse cada mes. 

El accesorio se acompaña de una cartilla educativa que facilita la comprensión de los beneficios de la detección temprana y los tamaños de los tumores que van desde los 3 hasta los 25 mm. 

Eva colorado, gerente de Fundación Calleja, expresó “el Collar de la Esperanza lo estaremos vendiendo en 10 salas de Super Selectos y con los fondos obtenidos se van a donar prótesis a mujeres que se han realizado una mastectomía, de manera que eso les ayude a levantar su autoestima”.

La donación es de $3 y puede adquirirse desde hoy hasta el 15 de noviembre en Súper Selectos Gigante, Escalón, Merliot La Cañada, Masferrer, Sultana, Miralvalle Motocross, San Benito, Multiplaza, La Joya y Las Palmas. 

De acuerdo con la doctora Lisseth de Campos, presidenta de Asaprecan, con esta iniciativa se pretende educar e informar a las personas para que la detección del padecimiento sea rápida, ya que esto permite que el tratamiento sea efectivo y de menor magnitud que si se encontrase en una etapa avanzada.

De hecho Campos hizo un llamado a las mujeres para que desde los 25 años inicien con la realización del autoexamen y para que se eduquen respecto a esa enfermedad, ya que muchas veces no se actúa por miedo.

Según la profesional “en El Salvador cada año son diagnosticados alrededor 725 nuevos casos de cáncer de seno, muchos de los cuales se encuentran en etapa avanzada”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación