Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FAO pide fomentar el consumo de pescado

Los países que enfrentan mayores retos de seguridad alimenticia son Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

El pescado se recomienda por sus altos nutrientes, aceites grasos y minerales.

El pescado se recomienda por sus altos nutrientes, aceites grasos y minerales.

El pescado se recomienda por sus altos nutrientes, aceites grasos y minerales.

El pescado, por su alto valor nutritivo, puede ayudar a enfrentar el "grave" problema del hambre que aqueja a cerca de 14 millones de personas en Mesoamérica, dijeron ayer en Panamá la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

"Los productos del mar son productos de muy alta calidad nutricional y se constituyen como una alternativa en países donde enfrentamos graves problemas alimenticios", apuntó el coordinador subregional de FAO para Mesoamérica, Ignacio Rivera, en un taller sobre pesca artesanal y acuicultura que se celebra hasta hoy en la capital panameña.

El problema es que en Mesoamérica, a pesar de ser una región rodeada de océanos, el consumo de pescado es bastante deficitario y se aleja de la media mundial, que ha crecido en la última década motivado principalmente por el incremento de la oferta pesquera, el aumento de la población y del poder adquisitivo de la misma, y la expansión de los canales de distribución del pescado. Según la FAO, en 2000 se consumía al año una media de 17 kilogramos de pescado por persona. En el año 2012, la cifra asciende hasta los 19,2 kilos.

En la región, apuntó Rivera, "solamente Panamá, con 23 kilos de consumo per cápita, supera el consumo per cápita mundial". Le sigue Costa Rica con 12,3 kilos de pescado al año. Los países que enfrentan mayores retos de seguridad alimenticia son, según el organismo, Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

—EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación