Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falling Jasmine, el debut de Carolina de Báez

Carolina Herrera de Báez creó una colección de joyas inspiradas en el símbolo de la belleza y la feminidad: la flor de jazmín Estará disponible solamente en las tiendas CH Carolina Herrera en Multiplaza

Falling Jasmine, el debut de Carolina de Báez

Falling Jasmine, el debut de Carolina de Báez

Falling Jasmine, el debut de Carolina de Báez

Carolina Herrera de Báez gira su mano de perfume a la joyería con el lanzamiento de su línea de joyería CH Carolina Herrera.

En colaboración con el artista argentino Víctor Grillo Demo han creado una colección de joyas inspirada en lo que para ellos representa el símbolo de la belleza y la feminidad: la flor de jazmín "Falling Jasmine", primera línea de joyas de la marca.

"Me encanta la joyería y durante mucho tiempo había estado pensando que yo quería hacer algo, pero sin saber realmente qué es exactamente. Entonces, cuando yo estaba en la casa de Grillo en Ibiza, que se cubre en el jazmín (era el verano que acababa de hacer collares de jazmín para sus invitados), y Víctor (diseñador) me dijo: "Oye, ¿por qué no hacemos una pequeña colección de joyas de CH Carolina Herrera? Así que esa es la forma en que se produjo durante ese almuerzo Ibiza", comenta la diseñadora en una entrevista.

La unión y la razón de ser de esta colaboración no es otra que la pasión que ambos sienten por el jazmín: el pintor basa gran parte de sus obras en esta flor, mientras que Carolina lo utiliza como un ingrediente esencial en todas las fragancias del universo CH.

Incluso cuando era niña, ella recuerda con cariño a su madre Carolina Herrera, mezclando con aceites esenciales de nardo para crear la combinación para su perfume. Así que en cierto modo es un homenaje a la señora Carolina Herrera y a sí misma.

"El jazmín es una flor importante para mí personalmente, para la casa (Carolina Herrera) y creo que para mi madre también, por lo que tenía sentido usar esta flor como inspiración", dice Báez.

También menciona: "recuerdo haber crecido con ese olor. Y cuando empecé a trabajar en la industria del perfume, yo siempre usé flores blancas como un guiño a los jazmines en todo" .

La flor del jazmín representa a una mujer naturalmente elegante que desprende belleza, es refinada y delicada, pero a la vez fuerte y sensual, según los representantes de la marca. "Jasmine encarna una imagen descriptiva de una señora que es refinada, femenina, sensual y fuerte", describe la diseñadora.

Piezas delicadas

La colección Falling Jasmine consta de piezas exclusivas entre pendientes colgantes, collares, anillos, pulseras un collar; que se enredan en los brazos o dedos. Además de gargantillas y diademas, ideales para novias.

Todas han sido elaboradas en plata bañada en oro y, posteriormente, esmaltadas en color blanco. Además, aunque han sido concebidas de manera independiente, pueden ser libremente combinadas entre sí sin problema.

La colección Falling Jasmine ya está a la venta en las tienda de CH Carolina Herrera, ubicada en Multiplaza.

Carolina Herrera de Báez posee, según la compañía, el sentido del humor y la inteligencia rápida que ha heredado de su madre. Se incorporó al negocio familiar en 1997, como directora creativa en Hererra's House of Fragrances. Actualmente es la imagen de la colección CH Carolina Herrera, lifestyle y asesora de su madre. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación