Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fabricantes chinos lanzan imitaciones del reloj de Apple

Las características de la versión incluyen servicio de mensajería de texto y reproductor de música y se comercializa por 288 yuanes (45 dólares), una octava parte de los 349 dólares que valdrá la versión más baraja del original.

El CEO de Apple, Tim Cook, explica las caracterísiticas del nuevo Apple Watch durante un acto de la empresa el 9 de marzo de 2015, en San Francisco.

El CEO de Apple, Tim Cook, explica las caracterísiticas del nuevo Apple Watch durante un acto de la empresa el 9 de marzo de 2015, en San Francisco.

El CEO de Apple, Tim Cook, explica las caracterísiticas del nuevo Apple Watch durante un acto de la empresa el 9 de marzo de 2015, en San Francisco.

Un mes antes de que el reloj inteligente de Apple Inc. llegue al mercado, en el floreciente mercado de imitaciones de China ya se venden productos clónicos, algunos etiquetados claramente como copias.

"Apple Smart Watch con pulsera Bluetooth", anunciaba un vendedor en la popular página de comercio electrónico Taobao, propiedad del grupo Alibaba.

Imágenes en la página del vendedor parecían ser las de Apple Watch real. Dice que las características de la versión china incluyen servicio de mensajería de texto y reproductor de música y se comercializa por 288 yuanes (45 dólares), una octava parte de los 349 dólares que valdrá la versión más baraja del original.

Alibaba, que desde el año pasado cotiza en la bolsa de Nueva York tras un arranque de récord, enfrentó críticas en el pasado por tener productos falsificados a la venta. La firma dice que ha estado adoptando medidas para reducir el problema.

La enorme cantidad de copias del reloj inteligente refleja la mezcla de fabricantes de electrónica cualificados y el creciente mercado de clientes para productos baratos que concluyen en China.

La mayoría de computadoras personales y celulares del mundo se ensamblan en China. Pero las empresas nacionales todavía están empezando a desarrollar sus capacidades para diseñar y crear productos innovadores.

Esto ha llevado al auge de una industria conocida como "shanzhai", o "fortaleza" - cientos de pequeños fabricantes anónimos que copian rápidamente el diseño o las características de celulares extranjeros y otros productos que venden por una parte de su precio original.

Al menos ocho vendedores en Taobao anunciaban relojes como "Apple Watch" o "imitación de Apple Watch". La mayoría decían ser compatibles con el sistema operativo iOS de Apple o con su rival, Android, propiedad de Google.

Los ocho ofertantes evitaron responder a las preguntas realizadas por la Associated Press a través de sus perfiles en Taobao.

Preguntado a si había emprendido acciones contra cualquier de estos vendedores, Alibaba dijo en un comunicado: "Alibaba Group está dedicado a luchar contra las falsificaciones. Trabajamos estrechamente con nuestros socios en el gobierno, empresas y asociaciones de la industria para atajar este problema en su raíz. También empleamos tecnología como rastreo de datos y la gestión de grandes cantidades de datos para registrar nuestras plataformas en busca de falsificaciones"

Alibaba se vio salpicado por la polémica en enero cuando una agencia del gobierno chino acusó a la empresa de supervisión negligente y de permitir a los vendedores comercializar copias de productos en Taobao. Las dos partes sellaron la disputa pocos días después. La agencia dijo que su informe no tenía peso legal y Alibaba prometió endurecer su control sobre los ofertantes.

Apple, con sede en Cupertino, California, dijo que los compradores de China y Hong Kong pueden reservar su reloj a partir del 10 de abril, el mismo día en que empezará a recibir pedidos en Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña, Francia y Alemania.

La mayoría de productos anteriores de Apple se comercializaban en el gigante asiático semanas o meses después que en otros mercados. Esto alimentó el contrabando de iPhones entre aficionados a la tecnología dispuestos a pagar un poco más.

Las imitaciones de Apple se venden también en mercados en la ciudad sureña de Shenzhen, "el mejor lugar del continente para comprar... copias de alta tecnología", según el periódico The South China Morning Post de Hong Kong.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación