Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Extirpación de tejidos para prevenir el cáncer

Perdió a su madre, su abuela y su tía por cáncer. Ahora dice que sus hijos no dirán que ella "murió de cáncer de ovario"

Genéticamente, Jolie tiene un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno y ovarios.

Genéticamente, Jolie tiene un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno y ovarios.

Genéticamente, Jolie tiene un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno y ovarios.

La actriz Angelina Jolie, ganadora de un Óscar, anunció ayer que se ha sometido a una nueva cirugía preventiva, en la que le extirparon los ovarios y las tropas de Falopio con la esperanza de reducir su riesgo de desarrollar un cáncer.

A través de un artículo de opinión publicado en el diario The New York Times, la actriz reveló que un análisis de sangre reciente había mostrado un posible signo temprano de cáncer. La noticia fue un golpe para Jolie, que en 2013 se sometió a una doble mastectomía.

Jolie, de 39 años, reveló el año pasado que tiene una mutación en un gen que conlleva un alto riesgo de desarrollar cáncer de pecho y ovarios. Su madre murió de cáncer de ovarios, y su abuela materna también sufrió esa enfermedad, un claro indicio de riesgo genético heredado que llevó a la actriz a retirar sus pechos sanos para evitar correr el mismo destino.

La mujer media tiene un 12 por ciento de posibilidades de desarrollar cáncer de mama en algún momento de su vida. Pero las que han heredado un gen defectuoso BRCA tienen en torno a cinco veces más probabilidades.

Aunque la mutación por sí sola no era un motivo para recurrir a la cirugía, explicó Jolie, su historia familiar la llevó a someterse a las nuevas operaciones.

Solución radical

Además de la extirpación total de tejidos. Para muchos médicos las opciones de prevenir el desarrollo del cáncer que tienen las mujeres con alto riesgo son límitadas.

En declaraciones a BBC Mundo, el doctor Elmer Huerta, director del Preventorio del Cáncer del Hospital Central de Washington, en Estados Unidos, dijo que "en este momento no tenemos cómo manipular genéticamente una mutación de BRAC1 o BRAC2, lo único que queda es la mutilación, eliminar los tejidos lo más que se pueda", explicó el doctor.

"En unas décadas se verá como una barbaridad pero, por ahora, es la respuesta", apuntó Huerta.

Sin embargo otros expertos entre ellos Shannon Brownlee, experta en salud pública y vicepresidente del Instituto Lown de Boston, creen firmemente que una mutación genética no es necesariamente una sentencia de muerte. Por otro lado, advierten que las intervenciones preventivas tienen sus propios riesgos.

"Tenemos la idea que cuando se tiene un cierto gen o una mutación estamos condenados y con una operación vamos a eliminar el riesgo. Lo que en realidad estamos haciendo es cambiando de riesgo", aseguró.

"La idea que podemos prevenir todo tipo de enfermedades con cirugía es una locura", aseveró Brownlee.

De acuerdo con la experta en salud pública, cada vez que un escalpelo, un fármaco o una sonda invaden el cuerpo, la persona corre el riesgo de una reacción secundaria a cualquiera de ellos.

Sin embargo, al valorar los riesgos y los beneficios, para Huerta una cirugía representa un saldo más positivo que cualquier efecto secundario que se pueda presentar.

"Si se hace en un buen hospital, bien equipado, con buenos cirujanos, los riesgos son mínimos", expresó el director del Preventorio del Cáncer.

Esta última cirugía de Jolie provoca la menopausia en una mujer, sin embargo Jolie dijo estar investigando medicina alternativa y tratamientos de suplemento de hormonas para ese efecto. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación