Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Elie Saab se construye sombrío en París

El modisto libanés sustituyó sus habituales vestidos de princesa por prendas de estética severa, ligeramente militar y gótica

Los ornamentos naturales fueron parte de la colección.

Los ornamentos naturales fueron parte de la colección.

Los ornamentos naturales fueron parte de la colección.

PARÍS. El prêt-à-porter de otoño-invierno se refugió ayer en la severidad vegetal de Elie Saab. En un sorprendente cambio de tercio, el modisto libanés Elie Saab sustituyó sus habituales vestidos de princesa por prendas de estética severa, ligeramente militar y gótica.

El título, "Sueño de un bosque misterioso", bajo el que se englobaron estos diseños, no hacía presagiar los modelos construidos y los materiales pesados que sustituyeron a las muselinas y a las sedas del artista de las alfombras rojas.

Los apliques metálicos, como los botones dorados, las largas cremalleras, las cadenas de los bolsos o incluso los pendientes de aro, reforzaron la dureza de un repertorio que incorporó "tweed", cuero o pieles.

Los diseños en negro, algunos de ellos con encaje, procedieron de un sombrío Saab que decidió cerrar su desfile al ritmo de la canción "Sweet Dreams" de Marilyn Manson.

El guipur, en algunos casos bordado con pedrería, fue una de las aportaciones de esta colección, que descubrió la piel entre los ornamentos vegetales de los diseños. Saab dedicó la última parte de la pasarela a sus incondicionales, al desarrollar vestidos largos y fluidos, con una apertura entre los plisados recogidos en el cuello, o con corpiño semitransparente recubierto de hojas bordadas. — EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación