Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ejercitarse ayuda al aprendizaje

Hacer ejercicio retrasa la muerte de las neuronas y favorece el nacimiento de otras

La actividad física favorece tanto el aspecto físico como el emocional.

La actividad física favorece tanto el aspecto físico como el emocional.

La actividad física favorece tanto el aspecto físico como el emocional.

Moverse, favorece tanto el aspecto físico como emocional. Sin embargo, ¿Sabía usted que incentivar la actividad física en su hogar contribuye a mejorar el rendimiento escolar y laboral, reduce el estrés, propicia mejores relaciones humanas y hasta el ahorro?

Un estudio realizado por el Hospital de Hartford en Estados Unidos - Papel de la actividad física en la salud cerebral- indica que hacer ejercicio retrasa la muerte de las neuronas y favorece el nacimiento de otras responsables del aprendizaje y la memoria.

Mientras el sedentarismo físico va asociado a un mayor riesgo de deterioro cerebral.

Por su parte, la nutricionista y especialista en movimiento humano , Raquel Tejada, indica "que sentarse menos y moverse más combate el estrés, es un potente antidepresivo, actúa como una recompensa para el cerebro, nos protege de caer en las adicciones y nos hace sentir bien".

El estudio estadounidense destaca que existe una relación positiva entre el rendimiento académico y la actividad física. Los niños y adolescentes experimentan una mejora a largo plazo demostrando que cuando se practicaba un ejercicio más intenso se conseguía un mayor impacto en las calificaciones.

"Un estilo de vida activo y saludable es posible practicando actividad física 30 minutos diarios, al menos 5 días a la semana", destaca Tejada.

Los investigadores recalcan que moverse más y con frecuencia, puede ser de gran ayuda para despedirnos del estrés, pues entre sus efectos positivos encontramos una acción a nivel psicológico que consiste en la capacidad del ejercicio de despejar la mente de tensiones y preocupaciones y colocarla en un ámbito más recreativo. Es decir, nos distrae de los eventos estresantes del día a día y mejora nuestro estado de ánimo lo que propicia el compartir tiempo de calidad con nuestra familia.

El estudio señala que las personas que no realizan suficiente actividad física son más propensas a enfermarse que las personas que son activas. Por lo que una familia podría ahorrar mucho dinero en costos de cuidado de salud.

Familia en marcha

Los fines de semana, las fiestas familiares, los cumpleaños y las vacaciones son un

momento ideal para actividad físicas al aire libre. Entre las acciones a contemplar

están: juegos, senderismo, nadar, remar, saltar la cuerda, entre muchas otras.

Tejada agrega que "este espacio puede ser más ameno en familia. Pueden concentrarse en sus metas juntos, e incluso crear un gran vínculo. Aprovechar tiempo de calidad con ellos también se puede hacer mediante el deporte, ayuda a sus hijos a empezar pronto a ser activos".

La especialista motiva a los padres a ser un modelo y dar el ejemplo, "los niños copiarán nuestros actos, nuestras ideas o forma de ver las cosas en todas las áreas, incluida la actividad física. Hay que tener en cuenta que les estamos transmitiendo un modelo de vida activo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación