Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos destinos para celebrar la Semana Santa con fervor

[Patrimonio] En 2013 la Asamblea Legislativa declaró la Semana Santa sonsonateca como parte del patrimonio cultural religioso, debido a su importancia cultural.

En el Santo Entierro de Sonsonate, los encargados de cargar la urna se distinguen por vestir de negro, pañoleta, cordón y guantes blancos.

En el Santo Entierro de Sonsonate, los encargados de cargar la urna se distinguen por vestir de negro, pañoleta, cordón y guantes blancos.

En el Santo Entierro de Sonsonate, los encargados de cargar la urna se distinguen por vestir de negro, pañoleta, cordón y guantes blancos.

Durante la Semana Santa hay ciudades que se distinguen por su fervor y tradiciones, por ello hoy le proponemos visitar Sonsonate y Antigua Guatemala. Dos destinos que viven de una manera excepcional las tradiciones de ese tiempo santo.

A 64 kilómetros de San Salvador, en la carretera CA-4, la ciudad de Sonsonate ha sido distinguida desde hace más de un siglo por tradiciones y manifestaciones de fe en esa época del año.

La solemnidad con que el pueblo sonsonateco celebra la cuaresma es muy particular. Ello se refleja en las múltiples actividades que se realizan para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

De esta forma se realiza la bendición de las palmas el Domingo de Ramos en las iglesias; y de Lunes a Miércoles Santo hay procesiones de la imagen de Jesús Nazareno por las principales calles de la ciudad. El Viernes Santo se realizan las cortesías o encuentros y el Sábado Santo se realiza "la procesión de soledad".

Las calles también se llenan de color con la variedad de alfombras diseñadas a base de sal y aserrín teñidos en las que se representan diferentes motivos religiosos. Estas se ubican a lo largo de las calles por las que hacen su recorrido las procesiones de las hermandades que tienen a su cargo la organización de tales actividades.

También puede aprovechar para hacer un recorrido para conocer sus diferentes iglesias, algunas de ellas coloniales, visitar el barrio El Pilar, que es uno de los más antiguos; el parque Rafael Campo y el monumento en honor de los ferrocarrileros.

Antigua Guatemala

Ubicada a 45 kilómetros de la capital, la ciudad de Antigua Guatemala que a lo largo del año es visitada por miles de turistas, se torna especialmente atractiva durante la Semana Santa por sus centenarias tradiciones y el fervor con que se vive ese tiempo de recogimiento espiritual.

Sus calles se cubren de alfombras increíblemente elaboradas con aserrín coloreado y pétalos de flores. Durante la semana, densas nubes de incienso envuelven las calles y las solemnes procesiones recuerdan la crucifixión de Cristo.

Entre algunas expresiones de fe y religiosidad se encuentran los altares temporales; altares de velación preparados con lienzos de tela o papel para representaciones bíblicas, complementados con los huertos que combinan flores y frutas tropicales de la temporada.

También se aprecia la creatividad y el adorno contemporáneo de ambas procesiones que se combinan con la antigüedad de las imágenes religiosas, Vía Crucis de fieles devotos, cortejos procesionales de las imágenes de Jesús Nazareno y de Virgen de Dolores.

Asimismo destaca la vestimenta de quienes participan en esas procesiones que varía dependiendo de la comunidad de que se trate y de su advocación; y la música sacra interpretada por los músicos que acompañan al séquito procesional.

Un consejo si quiere visitar la ciudad para esa época es que asegure la reserva de alojamiento con bastante antelación, ya sea que planee quedarse en la capital o en otra ciudad y viajar a Antigua para las festividades.

Igual puede aprovechar para visitar los tres volcanes de las cercanías o bien pasear por el Parque Central y comprar artesanías.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación