Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Descubren oxígeno molecular en cometa

El hallazgo podrí­a incidir en la búsqueda de vida extraterrestre y contribuir a la comprensión de los orí­genes del sistema solar

Descubren oxígeno molecular en cometa

 Los cientí­ficos dicen haber detectado cantidades significativas de oxí­geno molecular procedente de un cometa, un hallazgo inesperado que podrí­a incidir sobre la búsqueda de vida extraterrestre y contribuir a la comprensión de los orí­genes del sistema solar.

Los átomos de oxí­geno son abundantes en todo el universo, pero por su forma de reaccionar tan fácilmente con otros elementos, rara vez se les encuentra en la forma molecular conocida como O2. Los expertos suponí­an que casi todo el oxí­geno en un cometa aparecerí­a en forma de agua (H2O), monóxido de carbono (CO) o anhí­drido carbónico (CO2).

Pero con el instrumental de la sonda espacial europea Rosetta, los investigadores pudieron demostrar la existencia de grandes cantidades de O2 en la nube de gas, o coma, en torno del cometa designado 67P/Churyumov-Gerasimenko.

"Es el descubrimiento más sorprendente que hemos hecho hasta ahora en el 67P porque el oxí­geno no figuraba entre las moléculas que se esperaban en un coma cometario", dio Kathril Altwegg, coautora del estudio publicado el miércoles en la revista Nature.

Andre Bieler, investigador de la Universidad de Michigan que contribuyó al estudio, dijo que el nivel constante de oxí­geno molecular observado en la nube de gas indica que fue atrapado antes de que el cometa se formara y que ha permanecido allí­, intacto, desde los primeros dí­as del sistema solar hace unos 4.600 millones de años.


Altwegg afirmó que el proceso por el cual el oxí­geno molecular penetró en el cometa cuestiona algunas teorí­as acerca de la formación del sistema solar, teorí­as
que suponen que toda la materia estaba a gran temperatura y que después se enfrió. Ese proceso habrí­a producido la pérdida del oxí­geno molecular.

Agregó que el hallazgo podrí­a tener también implicaciones para la búsqueda de vida extraterrestre. Muchos cientí­ficos han supuesto que la presencia de oxí­geno y metano es buen indicio de vida debido a que esas moléculas son un producto derivado de las formas de vida primitivas.


Pero la abundancia de ambas en el cometa 67P sugiere que esas dos moléculas solamente no deberí­an ser tomadas automáticamente como evidencia de vida, advirtió Altwegg.

Sara Seager, profesora de ciencias planetarias en el Instituto Tecnológico de Massachusetts que no participó en la investigación, dijo que las conclusiones eran "un llamado de atención" debido a que el O2 ha estado desde hace tiempo en primera fila en la lista de moléculas buscadas por los cientí­ficos en la esperanza de hallar evidencias de vida en otros planetas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación