Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Descubren en Alaska fósil de dinosaurio herbívoro

El animal era una variedad de hadrosaurio, un dinosaurio con pico de pato que se desplazaba en manada y que pasaba meses en la oscuridad

Hallan restos de dinosaurio herbívoro

Los investigadores de la Universidad de Alaska Fairbanks han descubierto una nueva especie de hadrosaurio, un plantígrado con pico de pato. | Foto por AP

Los investigadores han descubierto una especie hasta ahora desconocida de dinosaurio herbívoro en Alaska, de acuerdo con un informe publicado el martes. El animal era una variedad de hadrosaurio, un dinosaurio con pico de pato que se desplazaba en manadas, dijo Pat Druckenmiller, director de ciencias geológicas en el museo de la Universidad de Alaska en Fairbanks.

Se cree que el norte de Alaska estaba cubierto de bosques y el clima era más cálido. El dinosaurio pasaba meses en la oscuridad y probablemente conocía la nieve, según los investigadores.

Los fósiles fueron hallados en rocas de hace 69 millones de años.

Durante al menos 25 años se los agrupó con fósiles de otro haudrosaurio, el Edmontosaurio, una especie bien conocida en Canadá y en los estados de Montana y South Dakota. El estudio reveló que se trataba de una especie distinta, con diferencias en el cráneo y la boca.

Las diferencias no saltaban a la vista porque los fósiles eran de dinosaurios jóvenes. Los investigadores hallaron las diferencias al calcular las pautas de crecimiento y compararlas con los huesos de Edmontosaurios jóvenes.

Se bautizó a la criatura Ugrunaaluk kuukpikensis. Significa "pastador antiguo" y fue elegido con ayuda de los esquimales inupiat de Alaska.

Llegaba a medir unos 10 metros y sus centenares de dientes le permitían masticar la vegetación gruesa, según los investigadores. Su andar era principalmente bípedo, pero también podían caminar en cuatro patas.

La mayoría de los fósiles aparecieron en la formación Prince Creek del yacimiento óseo Liscomb junto al río Colville, unos 450 kilómetros al noroeste de Fairbanks. El yacimiento lleva el nombre del geólogo Robert Liscomb, quien halló los primeros huesos de dinosaurio en Alaska en 1961, cuando realizaba trabajos de cartografía para la petrolera Shell.

Los científicos del museo han excavado y catalogado mapas de 6.000 huesos de la especie, más que de cualquier otro dinosaurio de Alaska. La mayoría eran ejemplares jóvenes, de unos tres metros de largo y altura de un metro en las caderas.

"Parece que una manada de animales jóvenes murió de manera repentina", dijo Druckenmiller.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación