Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud

Dejar de fumar, un trabajo de todos

A nivel mundial, el tabaquismo es responsable del 15 % de las muertes por enfermedades cardiovasulares y el 26% de las muertes por cánceres.

ctv-l4j-fumar

Existen más de 250 mil salvadoreños que son fumadores actuales, de los cuales el 5.5% tienen un patrón de consumo nocivo del tabaco (11 a 20 cigarrillos diarios). La mayoría (10.9%) está entre los 25 y 34 años. 

Los resultados de la Encuesta Nacional de Alcohol y  Tabaco (ENAT 2014) indicaron que existen 195,741 fumadores que han intentado cesar el consumo de tabaco en el último año, eso es más de la mitad (57.3%) de quienes declararon ser fumadores actuales. 

Según la encuesta, de los fumadores actuales que han intentado dejar de fumar en el último año, el 29 por ciento lo ha intentado al menos dos veces, el 25% lo ha intentado 4 a 6 veces y el 11 por ciento siete veces o más. 

Para la neumóloga y experta en tabaquismo, Dra. Liliana Choto de Parada, “fumar es una de las adicciones que más daño produce en el organismo, y una de las más difíciles de abandonar, pues la nicotina hace de las suyas para que el fumador no deje el tabaquismo”, subrayó. 

Para cambiar esta conducta, “el primer paso es que la persona esté consciente y tenga la iniciativa de querer dejar de fumar, y sobre todo educar a nuestra población sobre el daño del tabaco y  también evitar que los jóvenes empiecen a fumar”, dijo la neumóloga. 

El tabaquismo es responsable del 15 % de las muertes por enfermedades cardiovasulares, el 26% de las muertes por cánceres y el 15% de las muertes por enfermedades respiratorias. 

En el país no hay una estadística de muertes provocadas por el tabaquismo, sin embargo, a nivel regional, la Organización Panamericana para la Salud (OPS) ha realizado investigaciones que detallan que cinco mil personas mueren al año por el consumo de tabaco, lo que representa cerca de 12 personas que mueren diariamente.

“Es una violencia indirecta que está matando a la población porque el fumador muere en edades productivas, es un buen llamado a todos que nos concienticemos de los daños del tabaco y que apoyemos a los fumadores a dejar de fumar y  y ocupemos estrategias para dejar el vicio”, invitó la medico.

La doctora Choto recalcó que en el país existen programas para dejar de fumar. El Seguro Social (ISSS) cuenta con la clínica de Cesación del tabaco, funciona desde hace 18 años y atienden a un promedio de 1,800 personas que cada año intentan abandonar el hábito, es un esfuerzo preventivo para que la persona no desarrolle cáncer o que el hipertenso no le provoque un infarto agudo al miocardio. 

El Ministerio de Salud a través de Fosalud también cuenta una clínica de adicciones. “El tratamiento en ambas clínicas es psicológico y con medicamentos, el fumador tiene que estar en evaluaciones médicas cada 4 o 6 meses, una radiografía de tórax de pulmón cada año para ver si no hay alguna alteración, y sobre todo el apoyo al paciente que desea dejar de fumar”, recalcó la doctora Choto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación