Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Coronel J. Arturo Castellanos, un héroe salvadoreño

La proeza del diplomático  nacional permaneció sin conocerse durante muchos años.

Arturo Castellanos

El coronel José Arturo Castellanos fue cónsul de El Salvador en  Ginebra, Suiza, entre 1941 y 1945. Durante este periodo entregó miles de certificados de nacionalidad salvadoreña a las familias judías perseguidas por el régimen nazi. Para lograrlo contó con el apoyo de su amigo George Mandel-Mantello, para quien Castellanos inventó el cargo de “primer secretario” y así también ayudarlo a salvar su vida y la de su familia.
Mandel-Mantello fue un acaudalado empresario, judío rumano. 

“Ambos idearon el formato del certificado, que no existía. El coronel lo hizo sin consultarlo con sus superiores porque sabía que ponía en riesgo su trabajo y hasta su vida”, dijo en una entrevista con El Diario de Hoy Ricardo Morán Ferracuti, presidente de la Comisión Hechos Históricos del  Ministerio de Relaciones Exteriores. 

Cada certificado era válido para varios miembros de una misma familia, que variaba en número de integrantes. 
Según los investigadores del caso, se calcula que en total se logró salvar la vida de entre 35 y 50 mil personas. 

Cuando las familias judías presentaban ante los nazis su certificado de nacionalidad salvadoreña se evitaba su deportación y que fueran enviados a los campos de concentración y eliminación.  

“Lo curioso es que los soldados nazis respetaban el sello de El Salvador, aunque probablemente sabían poco del país”, describió Ferracuti. 
La proeza del diplomático salvadoreño permaneció sin conocerse durante muchos años, hasta que en 2005, en Ginebra, se descubrió una maleta con más de mil certificados de nacionalidad salvadoreña, sacando a la luz el mérito del salvadoreño José Arturo Castellanos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación