Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

6 consejos para superar la pérdida de empleo

Nunca se sabe el momento en que un ingreso extra podría salvar un día

6 consejos para superar la pérdida de empleo

6 consejos para superar la pérdida de empleo

6 consejos para superar la pérdida de empleo

Perder el empleo. Ni Mike Tyson o Floyd Mayweather podrían dar un golpe tan devastador como el enfrentar esta noticia.

Si a ti te ha pasado, permíteme compartirte estas recomendaciones ante la pérdida del trabajo.

1. Sé muy receptivo

Existen muchas formas por las cuales puedes perder tu empleo. Sin embargo, son contadas las ocasiones en que esto es intempestivo.

Generalmente es un proceso. Por ello, te sugiero que estés muy atento a los cambios a tu alrededor.

Actitudes de los jefes, situación económica del lugar, acciones que realizas. Abre los ojos y analiza lo que está pasando. Esto ayudará a que no te sorprendan.

2. Revisa tus opciones

Cuando es evidente que existen problemas, es mejor actuar y no esperar a que la bomba estalle en tu cara. De forma discreta comienza a buscar otros empleos. Pregunta a colegas si en el lugar en el que ellos laboran, hay vacantes. Prevenir es un tema importante.

3. No te quedes inmóvil

Ya habrá mucho tiempo para descansar. Pero si ya perdiste el empleo, ¡no te duermas! Esperar a que la oportunidad toque a tu puerta, terminará por ahogarte. Así que, en lo que encuentras de nuevo un empleo, realiza trabajos que te representen cierta remuneración económica.

4. Infórmate

Analiza y define exactamente cuál es tu situación ante la pérdida del trabajo, ya sea por despido injustificado, o si la empresa quebró. Pelea el dinero que te corresponde: si te quieren ofrecer una cantidad injusta, revisa la opción de una demanda.

Claro para ello debes de considerar si estás en posibilidades de mantenerla (son largas: depende la legislación del país, pero al menos considera un plazo de ocho meses). Si evalúas que tu mejor opción es negociar una buena liquidación, hazlo.

5. Define prioridades

Supongamos que tomaste la opción de aceptar una liquidación o finiquito (pregúntale a un abogado las diferencias entre una y otra), entonces piensa qué vas a hacer con el dinero. Si rentas vivienda, quizá la mejor opción sea adelantar pagos con tu casero para tener un colchón de tiempo, igual los servicios o deudas.

Si no tienes que mantener una familia o presentar muchos gastos, entonces el plan puede ser salir de vacaciones o invertir en algún negocio en el que no haya problema si no entrega dinero de inmediato.

6. No pierdas el buen humor

Probablemente en este punto digas ¿Qué, pero si es una tragedia, cómo voy a estar contento? quizá sea difícil entenderlo, pero los cambios pueden ser buenos, siempre y cuando se tenga una actitud positiva.

Se une al punto de no quedarse inmóvil: si no haces nada, entonces seguramente caerás en depresión. Con entusiasmo, puedes incluso considerar que esta es una buena oportunidad para hacer algo nuevo.

Internet es una gran herramienta para buscar trabajo, valdría la pena utilizar unos minutos para revisar portales en los que se publican vacantes.

También funciona para apoyar en nuevos conocimientos, como el desarrollo de un oficio o apoyos a otras actividades.

Lo importante es no cubrirse con las cobijas y lamentar la suerte; el mundo cambia y los trabajos van de la mano con ello. Por último, un consejo: no está por demás aplicar algunas de estas recomendaciones aún si tu trabajo es "estable".

Nunca se sabe el momento en que un ingreso extra podría salvar un día.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación