Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

5 consejos para ser buen padre de una niña

Es importante que tú y tu pareja sean un gran ejemplo, porque así como tú, tu hija no tendrá guías ni recetas mágicas, nada más lo que papá y mamá le enseñaron.

5 consejos para ser buen padre de una niña

¡Qué gran felicidad cuando una pareja anhela tener una hija, y se cumple ese anhelo! Entonces la pareja comienza a decidir el nombre de la pequeña, a decorar el que será su cuarto, a comprar ropa y demás objetos que necesitará para su llegada.

Cierto, a muchos hombres los acometen sentimientos encontrados porque creen que es más complicado educar y guiar a una hija que a un hijo, pues se desconoce cómo hacerlo y el único ejemplo que tienen son sus propias experiencias de vida.

Para iluminar un tanto ese neblinoso camino, te comparto estos consejos para que resulte más fácil darle una guía y enseñanza a tu hija: 

1. Eres un ejemplo para ella 
El trato que le des a tu esposa será un gran ejemplo para tu hija, pues basadas en tu actuar anhelará tener una familia igual en el futuro. Si amas a tu esposa y tu matrimonio es importante, demuestras respeto y tu amor a cada instante.

Si además dejas que tu hija participe como pieza central en los cumpleaños, los aniversarios, los viajes en familia, los detalles hacia tu esposa y le demuestras que amas a su madre, lograrás que tu hija tenga las ideas adecuadas de querer formar una familia y tener una relación estable y un matrimonio. 

2. Renuncia a tu ego de hombre 
No hay mayor confusión para una hija que un padre que no se ponga de acuerdo con la mamá, o que éste imponga sus ideas sin respetar a su esposa y peor aún, que lo haga frente a su hija. Una relación en la que el ego se aparta para cuidar de las prioridades de madre e hija siempre será mejor.

Refleja tu seguridad como hombre, permitiendo a tu mujer tomar grandes decisiones que involucren a tu hija; al proceder de esta manera te convertirás en el gran súper héroe de tu pequeña. 

3. Define tus funciones en la familia 
Históricamente, la función de un hombre se entendía como el ejemplo de fortaleza, de fuerza, de único pilar fundamental y proveedor en la familia, etcétera; sin embargo, en la época actual es importante que ambos padres trabajen para sostener a la familia, aporten trabajo en casa y sobre todo que estén al pendiente de la educación de su hija.

Eso le aportará a ella toda la confianza y seguridad necesarias para que pueda convertirse en una gran mujer. 

4. Escuchar, base de la comunicación 
Debes, como hombre, tener inteligencia y sabiduría para poder escuchar a tu hija, pues es un camino para la cercanía con ella: conocerás sus inquietudes, sus dudas, sus gustos, sus estados de ánimo, su interés en los chicos (nunca hables mal de ellos, porque le crearás animadversión en un afán equivocado de protegerla).

Comunicarte de forma adecuada con tu hija reforzará el lazo familiar con mucho amor, respeto y confianza. Por ningún motivo dejes de escucharla, no pierdas esa oportunidad, aunque estés ocupado y cansado ofrécele momentos de comprensión y apoyo incondicional y de unión familiar. 

5. Expresa tus sentimientos como padre 
Qué mejor forma de expresar lo que sientes como padre a tu hija que cuando abiertamente le hablas de tus sentimientos al vestirse diferente, cuando actúa al natural, cuando expresa sus ideas, cuando habla de sus miedos, como actúa día a día.

Sé claro al hablar con ella de las consecuencias de sus actos y de los temores que tendrás de no poder protegerla las 24 horas del día. 

6. Sé guía para resolver problemas 
Muchas veces los padres queremos resolver la vida de los hijos; esto es imposible. Ahora, imagínate tú, como papá, queriéndole resolver la vida a tu hija--más que imposible.

Por ello, sólo debes aconsejar, guiar y, en algunos casos, facilitar cualquier decisión o acción que esté por tomar. Y deberás sentirte más que satisfecho, pues con tus ejemplos y tu educación tu hija podrá desenvolverse y actuar de forma independiente. Lamentablemente, no existe una guía o receta mágica para que aprendas a ser padre.

Sólo tienes experiencia con los ejemplos de tu propia familia. Es importante que tú y tu pareja sean un gran ejemplo, porque así como tú, tu hija no tendrá guías ni recetas mágicas, nada más lo que papá y mamá le enseñaron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación