Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

3 consejos para evitar las compras inútiles

En estas vacaciones, sigue estos consejos para no caer en las compras inútiles

3 consejos para evitar las compras inútiles

A menudo somos víctimas de la mercadotecnia y del consumismo. La evolución de los medios de comunicación propicia el bombardeo constante de la publicidad de determinados productos o servicios.

En Estados Unidos, por ejemplo, el famoso Viernes negro oferta productos a bajo costo. Consecuencia: la gente hace largas filas desde la madrugada, o desde la noche anterior, para tener el mejor lugar antes de que abra la tienda y poder aprovechar esos descuentos.

En México, por otra parte, tenemos El buen fin, que trata de imitar el Viernes negro estadounidense; sin embargo, se ha descubierto que numerosos comercios incrementan los costos de los productos semanas antes, para que ese fin de semana de las “ofertas” los precios aparezcan “reducidos” ante los ojos de los clientes, y estos piensen que obtienen productos a bajo costo.

Un engaño monumental. Es muy común, en determinadas fechas, que algunos productos se ofrezcan casi como una necesidad primordial para el consumidor; por ejemplo, ya se acerca el mundial de futbol, y con ello la publicidad para las pantallas de plasma, la televisión de paga, aplicaciones para teléfonos móviles, ropa alusiva, etcétera.

La mercadotecnia envuelve de tal forma a la persona que puede caer con suma facilidad en la compra de algo que no necesita: el mensaje es que necesitas una bonita pantalla de plasma para disfrutar los partidos del equipo que representa a tu país.

Ahí justo comienza una cadena de consumismo sin freno: después viene un excelente paquete de canales deportivos para tener 24 horas toda la emoción de los partidos del mundial, y la lista es larga. ¿Realmente necesitas esto? Estos consejos te darán una mano para decidir si adquieres o no una pantalla de plasma: 

1. Considera tu presupuesto: Antes de comprar algún aparato como estos, considera si cuentas con los recursos suficientes para adquirirlo. Si piensas utilizar una tarjeta de crédito, por ejemplo, analiza si tienes liquidez para pagar el monto mensual requerido, porque muchas veces esas compras las dividen a “meses sin intereses” y se vuelven deudas interminables a 18 o hasta 24 (supuestamente sin intereses, lo cual no es verdad, porque solo congelan el interés existente); piensa asimismo si estás preparado para pasar tanto tiempo pagando esa compra. 

2. No caigas en el consumismo: A todos nos emociona tener lo último y más moderno en aparatos electrodomésticos; sin embargo, si lo que tienes en casa aun funciona y no es una prioridad para tu hogar, no lo adquieras. 

3. Pregúntate, ¿realmente lo necesito?: Analiza bien cuáles son tus motivos para adquirir una pantalla de plasma; piensa si tienes el espacio para tenerla, si de verdad es útil, porque se descompuso la televisión que tenías o si es un buen momento de darte ese gusto y dispones de la solvencia económica para adquirirlo sin remordimientos posteriores.

Una compra apresurada porque es lo que está de moda, por la temporada del mundial, porque te dicen que es una súper oferta, puede llevarte a tener problemas económicos que al final del día te impedirán disfrutar de tu pantalla de plasma grande, por decir lo menos.

En cambio, una compra planeada con tiempo te dará la oportunidad de comparar precios, las características del producto, considerar la forma de pago y adquirir algo de calidad que de verdad te sea útil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación