Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

3 consejos para enseñar a tus hijos a cuidar el planeta

Uno de los valores más importantes a enseñar a los hijos es el cuidado del medio ambiente. Sigue estos tres consejos para lograrlo.

3 consejos para enseñar a tus hijos a cuidar el planeta

Nuestro planeta Tierra es casa de millones de especies de seres vivos, y es nuestra responsabilidad cuidarlo y educar desde pequeños a nuestros hijos para que respeten la naturaleza. Sin embargo, esta no es una tarea que se deba dejar solo a los colegios, pues toda educación viene desde la familia.

En muchas ocasiones me ha tocado observar que muchos conductores tiran las colillas de sus cigarrillos a la calle, o que en la playa hay mucha basura tirada. También he observado que cuando llega la época de lluvias, esta basura que se queda en las calles no permite el paso del agua a las alcantarillas, provocando inundaciones.

El humo de los autos contaminando el aire, las sustancias tóxicas arrojadas a los ríos y mares, en fin, ¿cuántas veces has ido al zoológico y observas letreros advirtiendo que muchos animales están en peligro de extinción? Debemos tomar conciencia de este problema para dejar un mejor planeta a nuestros hijos y a las futuras generaciones.

Hace ya unos cuantos años la cultura de separar la basura orgánica e inorgánica se ha convertido en un beneficio, pero no es suficiente. Entonces, ¿cómo enseñar a los hijos a respetar su medio ambiente? Aquí te dejo estos consejos que te ayudarán a que tus hijos amen su planeta y comiencen a cuidarlo en la vida cotidiana.

1. Empieza por tu casa 

Toma conciencia de las cosas que puedes hacer para cuidar el ambiente, por ejemplo, no desperdiciar el agua. Enseña a tus hijos a valorar el agua desde pequeños: cuando te bañes, laves los platos sucios o te limpies los dientes, cierra el grifo de inmediato y cuando no lo estés usando.

Explica a tus hijos los beneficios de ahorrar el agua y acostúmbralos a hacerlo, hasta que se convierta en un hábito. En tu casa es recomendable que tengas dos botes de basura (uno para desechos orgánicos y el otro para los inorgánicos) y pide a tus hijos que te ayuden a decorarlos para identificar qué tipo de desechos van en cada uno.

Enséñales la importancia de separar la basura y recuerda que uno de los beneficios es ayudar a muchas personas a generar dinero, pues hay lugares donde se recolectan algunos desechos reciclables, como envases de plástico, aluminio, vidrio, entre otros. Recolectarlos y venderlos es una fuente de ingreso para mucha gente.

Otra forma de cuidar la economía y el medio ambiente es cuidando de no hacer un uso desmedido de la energía eléctrica. Apaga los aparatos electrónicos cuando la familia no esté en casa y explícales a tus hijos la importancia de esta acción. Apaguen siempre los focos que no se utilizan y opten por aquellos que ahorran energía.

También puedes enseñar a tus hijos a reciclar y reutilizar algunos objetos que comúnmente tiramos, por ejemplo, envases de vidrio, cajas de cartón, botellas de plástico, etcétera. Úsalas para cumplir otras funciones, existen muchos consejos prácticos que puedes encontrar por Internet.
Pon a tus hijos a cargo del cuidado de la mascota; enséñales que debemos cuidar y amar a los animales y respetarlos, no solo a un perrito o un gatito, sino a todos los que viven en nuestro planeta.

2. Actúa en la calle 

Organiza en familia algún paseo a un bosque, río, lago o playa; será momento de enseñar a tus hijos la importancia de no tirar basura, así como demostrarles que muchos animales viven en nuestro planeta y que debemos cuidarlos.

Puedes comenzar con llevar siempre una bolsa o caja de cartón para reunir la basura que encuentren en el camino; explícales los beneficios y motiva a tus hijos a divertirse haciéndolo. Te recomiendo visitar una vez al mes un zoológico, acuarios o granjas, seguro tus hijos comprenderán debemos cuida a los animales para evitar que se extingan, ¡qué mejor que llevándolos a conocerlos!

3. Enseña a tus hijos a generar vida 

Tener un huerto en casa es la mejor opción para enseñarles a nuestros hijos el valor de la naturaleza y los beneficios que ésta nos aporta. Te aconsejo que comiences con este proyecto o si no tienes tiempo y espacio, considera la importancia de plantar árboles: no tiene que ser específicamente en tu hogar, puedes elegir un parque cercano o un bosque.

Esta actividad es recomendable hacerla dos veces al año, y con el paso del tiempo llévalos a visitar su árbol para que observen cómo va creciendo. Con estos consejos sencillos y prácticos seguro tú y tu familia habrán puesto su granito de arena para poder mejorar nuestro medio ambiente.

Recuerda que estas sencillas acciones deberán convertirse en una costumbre para que, en un futuro, tus hijos enseñen a las siguientes generaciones. Cuidar el medio ambiente es un valor que comienza desde el seno familiar, actúa y enseña a tus hijos de una forma divertida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación