Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

3 consejos para el cuidado de los equipos tecnológicos de casa

Los equipos electrónicos deben limpiarse regularmente por fuera, inclusive con algún desinfectante suave y cuando el equipo esté totalmente apagado

3 consejos para el cuidado de los equipos tecnológicos de casa

3 consejos para el cuidado de los equipos tecnológicos de casa

3 consejos para el cuidado de los equipos tecnológicos de casa

Viejos programas de televisión y películas mostraban un sinfín de aparatos futuristas y cómo estos hacían la vida más fácil en todo sentido: los viajes al espacio y al fondo del mar se antojaban maravillosos, y viajar en el tiempo era posible gracias a las computadoras. ¡Todo se ponía mucho mejor cuando se descomponían o fallaban, porque implicaban otros descubrimientos y soluciones sorprendentes!

Pero hoy, cuando las computadoras ya han llegado a los hogares y los niños las descomponen, la cosa no se pone nada bien, ¡por el contrario! se gasta mucho dinero en reparaciones y las relaciones familiares incluso llegan a deteriorarse.

Por ello, en esta ocasión hay algunas recomendaciones sobre el cuidado de estos equipos en el hogar: Cuando hay niños pequeños pedagógicamente, los bebés y niños muy pequeños no necesitan ningún equipo electrónico para su sano desarrollo integral.

En cambio, si los hijos son adolescentes, considera estos puntos:

1. Limpieza del equipo

Ya sea un teléfono inteligente, una computadora de escritorio o laptop, su limpieza es muy importante. Pide a tus hijos que eviten comer mientras los utilizan, lavarse las manos antes y después de usarlas, pues las computadoras, aunque no lo creas, conservan una gran cantidad de gérmenes: sobre ellas estornudamos o varias personas las utilizan con las manos sucias.

Los equipos electrónicos deben limpiarse regularmente por fuera, inclusive con algún desinfectante suave y cuando el equipo esté totalmente apagado; limpia con cuidado el teclado y la pantalla, con un paño ligero o de microfibra para no rayarla.

Voltea la máquina "boca abajo" para que las basurillas salgan por sí solas, no abuses del aire comprimido para su aseo y si lo haces, es posible que dañes partes internas y que el técnico se enriquezca a causa tuya.

La limpieza interna déjala para el especialista, quien puede darle mantenimiento cada 18 meses. Muestra a tu hijo cómo se hace y luego permite que él lo haga como parte del privilegio de usar este tipo de aparatos.

Si es un equipo fijo, es recomendable usar cubiertas que los protejan del polvo diario y hasta de las mascotas.

2. Prevenir accidentes

Enseña a tus hijos a no correr con la tableta o computadora en las manos, a no ponerla debajo de objetos pesados, a no acercar imanes y a guardarla en los protectores especialmente diseñados para su cuidado.

Existen protectores creados para niños o de uso rudo, que incluso pueden resguardar el equipo de caídas y de líquidos derramados en ellos.

Existe una gran gama de cubiertas para evitar que las pantallas se rayen con el uso diario.

Si tu hijo acostumbra a llevar su equipo al colegio, asegúrate primero de que esto está permitido, verifica con los maestros la frecuencia del uso en el aula y la verdadera necesidad de llevarlo a la escuela, pues son muchos los colegios que proveen a los jóvenes estudiantes de equipos e internet en caso de necesitarlo, por lo que el llevar la propia computadora no es buena idea.

Muchos de los daños, inclusive irreparables, suceden porque los muchachos prestan sus equipos a quienes no tienen el cuidado suficiente en su uso, juegan con ellos y no prevén accidentes o se los roban al menor descuido.

3. Uso de antivirus

Vale la pena comprar uno para el uso doméstico; revisa varias marcas y verás que muchos de ellos incluyen las licencias para que los instales en más de un equipo. Infortunadamente, los jóvenes o algunos adultos descargan materiales o programas directo de la red pensando que no pasa nada y cuando se dan cuenta, han descargado un sinfín de virus que dañan el software del equipo y nuestro amigo el técnico continúa amasando fortuna.

Ayuda a tus hijos a distinguir entre aquellos programas, aplicaciones o música que pueden descargarse y que pudieran contener virus; platiquen sobre aquellas páginas a las que no es recomendable ingresar.

Para los adultos, dos reglas Una: las computadoras y los líquidos no se llevan bien. Dos: ¡No te quedes dormido mientras tu equipo se carga!

Dejar tu equipo cargándose durante horas después de que tiene 100 por ciento de su carga lo daña mucho y, por favor, no duermas con tu celular en la cama, apágalo y disfruta a tu familia.

¡Ah!, y si alguien de tu casa daña un equipo recuerda esto: "No permitas que ningún problema sea más importante que cuidar el corazón de las personas".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación