Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cómo atraer la buena fortuna

La vida es muchas cosas menos un camino recto. Por eso, si necesitas suerte a tu alrededor, aquí te digo cómo obtenerla.

Familia

Todos queremos ser afortunados, y en el afán de tener suerte hemos mutilado conejos, rehuido pasar por debajo de alguna escalera, solemos buscar desesperados tréboles de cuatro hojas, y por nada del mundo rompemos un espejo… la lista sigue, pero digamos que estas son las más populares.

Es curioso, pero si algo tiene la suerte es que es un evento fortuito. Va contra todas las probabilidades y no se sujeta a la voluntad humana. Por eso cuando alguien obtiene algo que era impensable se dice que tuvo mucha suerte.

Y es que hablar de azar y fortuna es hablar de posibilidades, y cuando se trata de posibilidades siempre podemos hacer la luchita para inclinar la balanza de nuestro lado.

Especialmente, porque lo más importante a tener en cuenta cuando hablamos de la suerte es que puede ser buena o mala. Algunas cosas pasan sin importar lo que hagamos y otras requieren de lo que hagamos para que pasen.

Por eso para que de una vez por todas te sientas afortunado sin tener que dejarlo en manos de hechizos, supersticiones o amuletos, te comparto algunas ideas al respecto de lo que la suerte es y lo que necesitas tener presente en tu día a día para que no te falte. 

La suerte está en tu cabeza Ten pensamientos positivos. Pensar que puedes lograr algo te permitirá sentirte confiado y fuerte. Y si tienes el ánimo alto, lo más seguro es vayas tras lo que deseas y que lo logres. 

Sé intrépido y entusiasta No temas hacer cosas nuevas. Quién sabe, tal vez sea todo lo que necesitas para lograr lo que no te atreves. Recuerda que si quieres oportunidades ilimitadas, lo primero que debes hacer es no limitarte. 

No te des por vencido Muchas son las personas que dicen no tener suerte y se rinden al primer obstáculo. Si tú quieres que la suerte te sonría, debes intentarlo hasta sacarle la carcajada.

Identifica qué es lo que quieres Piénsalo, si tú no sabes qué camino quieres tomar, ¿cómo sabrás que estás teniendo suerte? Al saber cuál es tu meta, podrás enfocarte para alcanzarla. 

Rodéate de personas que te animen Muchas veces la verdadera suerte está en las personas que tenemos a nuestro lado, que confían en nosotros, que creen en nosotros. Así que no menosprecies la fortuna que es tener gente que te quiere y que te desea lo mejor siempre. 

Cree en ti mismo Si el punto anterior falla, uno que siempre da resultado en creer en ti, apostarte a ti y seguir tus instintos. Ninguna buena fortuna está completa si el sujeto en cuestión no se siente con suerte.

La vida es muchas cosas menos un camino recto y la suerte a veces es circunstancia y otras veces consecuencia. Estar preparados para todos los escenarios posibles y saber sacar partido de cada uno de ellos, como enseñanza o como triunfo, es el valor máximo de la buena fortuna.

Al final, la voluntad es por sobre todas las cosas el combustible que nos mueve y es capaz de escribir o reescribir nuestra historia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación