Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Científicos mejoran la detección del daño por infarto con resonancia

La técnica permite localizar de forma más rápida el aumento del contenido de agua (edema) en el músculo cardíaco.

La presentadora de televisión Sarah-Jane Honeywell participó en una protesta a favor del vegetarianismo. foto edh

La presentadora de televisión Sarah-Jane Honeywell participó en una protesta a favor del vegetarianismo. foto edh

La presentadora de televisión Sarah-Jane Honeywell participó en una protesta a favor del vegetarianismo. foto edh

Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de España han desarrollado una nueva técnica de resonancia magnética más eficaz para detectar el daño sufrido por el corazón tras un infarto y de forma más rápida.

El director del CNIC, Valentin Fuster, ha presentado esta tecnología en el Congreso Anual del Colegio Americano de Cardiología de tres jornadas, que concluyó hoy en San Diego (California, EE. UU.), donde ha sido distinguido como el estudio español mejor valorado.

El nuevo procedimiento consistente en cambiar el código de programación de la resonancia, permitiría extender a la práctica clínica unos estudios hasta ahora relegados a la investigación, por la tradicional dificultad en la implementación logística e interpretación de sus resultados.

La técnica permite localizar de forma más rápida el aumento del contenido de agua (edema) en el músculo cardíaco, algo que hasta ahora se podía hacer, pero requería de mucho tiempo para la realización del estudio y posterior interpretación de los resultados.

El sistema, denominado Fast T2-GRASE, se ha validado en un estudio realizado en modelo preclínico.

En el análisis del corazón mediante resonancia magnética se incluyen técnicas de imagen que intentan detectar un aumento del contenido de agua en el músculo cardíaco, consecuencia por ejemplo de un infarto o una infección.

Sin embargo, hasta ahora estos métodos "carecían de la precisión adecuada y poseían una gran carga subjetiva en su interpretación", según Rodrigo Fernández-Jiménez, uno de los responsables del trabajo. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación