Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Chefs recomiendan consumo de peces pequeños

Se trata de la campaña Oceana que pretende que los consumidores acepten el consumo de pescados pequeños.

Las anchoas, sardinas y pequeños peces similares son tratados como manjares en gran parte del Mediterráneo. Foto EDH

Las anchoas, sardinas y pequeños peces similares son tratados como manjares en gran parte del Mediterráneo. Foto EDH

Las anchoas, sardinas y pequeños peces similares son tratados como manjares en gran parte del Mediterráneo. Foto EDH

¿Quiere tener un gran impacto en la salud de los océanos? Piense en pequeño, de acuerdo con los mejores jefes de cocina del mundo. Tan pequeño como las anchoas y las sardinas.

Ese es el mensaje de 20 de los mejores chefs del mundo, que se reunieron el martes al norte de España para llamar la atención a lo que esperan sea una simple solución a la amenaza que enfrentan algunas de las especies de peces más grandes debido a la pesca. Su visión: si más gente come peces pequeños anchoas, sardinas, arenque o macarela, por ejemplo, tanto las dietas humanas como las poblaciones marítimas mejorarían.

Ferrán Adriá, del ahora cerrado restaurante español El Bulli, se sumó a Grant Achatz, del Alinea de Chicago; Massimo Bottura, del Osteria Francesacana italiano, y a una decena más de otros chefs en una reunión con un grupo estadounidense de conservación marina, Oceana, para discutir que usen su influencia para que esos peces no solo se integren a sus menús que solo unos cuántos afortunados tendrán la oportunidad de consumir, sino a los de restaurantes y hogares del mundo entero.

"Es el momento correcto y el ingrediente adecuado", señaló Gastón Acurio, copropietario y chef del famoso restaurante peruano Astrid y Gastón, durante una exclusiva discusión de mesa redonda con The Associated Press.

De Oceana

La campaña de Oceana para involucrar a los cocineros surge del objetivo de convencer a los consumidores de aceptar el consumo de pescados pequeños.

Los llamados peces forrajeros son parte de la cadena alimenticia de peces más grandes, como el atún o el pez espada, ambas especies en peligro de extinción. Los pequeños peces son lo suficientemente abundantes para alimentar tanto a los depredadores como a mucha gente, dijo el principal científico de Oceana, Michael Hirshfield.

Pero pese a que las anchoas, sardinas y pequeños peces similares son tratados como manjares en gran parte del Mediterráneo, en el resto del mundo son utilizados como alimento para el salmón de granja, pollos y cerdos.

"Alimentan con 3 libras de pescado para ganar una libra de salmón. Esa no es la mejor forma de alimentar a un planeta", dijo Andy Sharlpess, director general de Oceana y autor de "La Proteína Perfecta".

"Podemos alimentar a decenas de millones de personas más si simplemente comemos anchoas y otros peces forrajeros directamente en lugar de salmón de granja u otros animales criados en base a alimentación y aceites de pescado". —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación