Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cambio climático degrada momias

Las momias tienen más de 7,000 años, y en la última década el proceso de degradación se ha acelerado.

Este proceso de degradación ha afectado a cerca de 120 momias que se conservan en el Museo Arqueológico de Tarapacá. Foto EDH/archivo

Este proceso de degradación ha afectado a cerca de 120 momias que se conservan en el Museo Arqueológico de Tarapacá. Foto EDH/archivo

Este proceso de degradación ha afectado a cerca de 120 momias que se conservan en el Museo Arqueológico de Tarapacá. Foto EDH/archivo

La reciente degradación de las famosas momias chilenas del Chinchorro, las más antiguas del mundo, podría deberse al cambio climático, que ha provocado que aumenten los niveles de humedad en la región, según un estudio divulgado ayer por investigadores de la Universidad de Harvard.

Para dilucidar las causas de esta desintegración, investigadores chilenos consultaron con el equipo de Ralph Mitchell, catedrático emérito de Biología Aplicada de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard y expertos en momificaciones.

Tras los exámenes, descubrió que el causante de la degradación no era una bacteria procedente de los organismos antiguos, sino que se trataba de una bacteria ordinaria que habita en la piel de los seres vivos.

"El aire húmedo está permitiendo que la bacteria crezca, provocando que la piel de las momias se vuelva negra y gelatinosa", precisó Mitchell.

Tras posteriores análisis, se determinó que el museo debe mantener la habitación donde se conservan las momias con una humedad del 40 % al 60 %, ya que unos mayores niveles pueden avanzar la degradación, y unos menores dañarían a las momias. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación