Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El bisturí también es cosa de hombres

La liposucción es uno de los procedi- mientos estéticos más comunes que los hombres se practican en la actualidad

Estiramiento facial es también uno de los preferidos por ellos. Foto EDH

Estiramiento facial es también uno de los preferidos por ellos. Foto EDH

Estiramiento facial es también uno de los preferidos por ellos. Foto EDH

Cada vez hay más hombres que llegan al cirujano plástico, ya no como acompañantes de sus mujeres, sino como pacientes, buscando soluciones a pequeños o grandes defectos que les molestan y que ya no les da vergüenza cambiar.

La igualdad es ahora tal que a los hombres no se les perdona la mala apariencia como hace 30 años. Hoy deben lucir bien, cuidarse e incluso usar productos de belleza.

"Antes era imposible pensar en un hombre depilado o con cirugías, pero ahora es cada vez más común verlo. Aunque un hombre de 50 o 60 años nunca se va a quitar todo el vello, es verdad que los jóvenes ya lo hacen sin verlo como un tabú", explica el doctor Miguel Chamosa, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Por su parte la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASAPS, por sus siglas en inglés) revela que los estadounidenses gastaron más de $ 12 millones en procedimientos variados en 2014. Sin duda es un sector que va en aumento.

"Más hombres están recurriendo a procedimientos cosméticos estéticos, con aumentos dramáticos vistos en las dos opciones quirúrgicas y no quirúrgicas en los últimos cinco años y un aumento del 43 por ciento en general", declaró la organización.

Desde que la ASAPS comenzó a recoger datos estadísticos, en 1997, se ha producido un aumento de 273 por ciento en el número de cirugías estéticas en los hombres.

Entre los cinco tratamientos más comunes que se practican los hombres estadounidenses están la rinoplastia, la blefaropastia o cirugía de párpados, la liposucción, la ginecomastia y por último el estiramiento facial o facelift.

"Esto no es una tendencia que esperamos que decaiga. Frente a un mercado de trabajo difícil, los hombres, como las mujeres, están empezando a considerar sus opciones para mantener una apariencia juvenil dentro del espectro de la atención ofrecida por los cirujanos plásticos certificados", dice el Dr. James Grotting, presidente electo de la la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética.

En El Salvador

De acuerdo con la doctora Raquel Lemus, de Clínica Zaldívar, antes la mayoría de pacientes eran mujeres, pero ahora hay una mayor afluencia de hombres. "Hoy en día, de 10 pacientes, dos o tres son hombres y el resto mujeres. Mientras que hasta hace algunos años era apenas un hombre y nueve mujeres", dice.

En cuanto a los procedimientos estéticos, la blefaroplastia o cirugía de párpados es según la doctora Lemus la que ocupa el primer lugar. Luego está la liposucción en cualquier parte del cuerpo, el estiramiento facial y el tratamiento para la caída del cabello con células madre.

Sobre la rinoplastia, que es común en las mujeres, Lemus explica que los hombres se arreglan la nariz solo en caso de un accidente o de un defecto o porque presentan problemas para respirar.

Respecto a las edades de quienes acuden a estos procedimientos, la profesional asegura que varían. "Acuden desde adolescentes para una liposucción hasta señores de 60 o 70 años para quitarse las bolsas de los ojos".

Sobre esta nueva actitud hacia los tratamientos estéticos, el doctor José Enrique Hernández Pérez, del Centro de Dermatología y Cirugía Cosmética (CDCC), opina que "ha ido cambiando en los últimos 10 años y de forma progresiva. Por ejemplo, ya no es raro ver a un hombre que se va a hacer un liposucción, pero antes eso era una cosa de mujeres y si un hombre decía que se iba a hacer una lipo hasta lo veían raro pues no era común".

Más bien, explica el doctor, era como un tabú o si los hombres lo hacían no querían que nadie se diera cuenta.

A juicio del profesional se ha ido aceptando cada vez más que no solo las mujeres tienen que verse bien. "La gente piensa que el paso de los años debe aceptarse, pero eso no quita que uno tiene que arreglarse. Por ejemplo, todos los días nos rasuramos, nos ponemos perfume... Y aparte si uno puede arreglar algo por qué no hacerlo", dice.

Y asegura que la liposucción es bastante frecuente en hombres e igualmente se resuelven algunos defectos estéticos como la ginecomastia, que es cuando crecen las mamas de los hombres. "Obviamente un hombre se siente incómodo con eso. Pero ahora se sabe que no debe estar soportando un pecho grande como de mujer y que puede quitárselo con un procedimiento sencillo", afirma.

El profesional refiere que quizá antes incluso para los médicos era raro que se dieran a conocer todas estas cosas, pero ahora es tan natural que hasta se promocionan en las redes sociales.

En el CDCC se mantiene lamisma frecuencia que la Clínica Zaldívar, de 10 pacientes siete son mujeres y tres hombres.

Los procedimientos más solicitados son la liposucción, seguido de la ginecomastia, el implante de pelo, depilación láser de espalda y blefaroplastía. La rinoplastía no es tan frecuente.

Las edades varían desde jóvenes de 18 años que se tratan la ginecomastia hasta mayores de 40 o 50 años que se quitan las bolsas de los ojos. En general son procedimientos ambulatorios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación