Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud

Bajos niveles de educación son tan peligrosos como el consumo de tabaco

He aquí una razón más para tomar en serio la educación: su vida y su salud pueden depender de ello.

Bajos niveles de educación son peligrosos para su salud como el tabaco

He aquí una razón más para tomar en serio la educación: su vida y su salud pueden depender de ello. Un nuevo estudio de la Universidad de Colorado revela que una falta de buena educación podría ser tan peligroso para la salud como fumar.

Los investigadores volvieron a analizar los datos del censo de 1925 a 2010 para ver qué tipo de impacto tuvo la educación en la salud y la mortalidad de cada individuo estudiado. Examinaron más de un millón de personas, entre las edades de 25 y 85, y encontraron una relación directa entre la esperanza de vida y la educación.

Los autores del estudio estimaron que más de 145,000 muertes podrían haberse evitado en 2010, si los adultos sin un diploma de escuela secundaria hubieran podido tener o ganar uno, de acuerdo a esa investigación, que fue publicada este mes en la revista 'PLOS ONE'. Unas 110.068 muertes adicionales se atribuyeron a adultos que tienen sólo algunos estudios universitarios, pero sin título.

Más del 10 por ciento de los estadounidenses, entre las edades de 25 y 34 años, no tienen un título de secundaria; mientras que menos del 30 por ciento asistió a la universidad pero nunca alcanzó su licenciatura, según el estudio reseñado. No es ningún secreto que la educación va de la mano con una mayor calidad de vida en general.

Las personas con grados avanzados tienden a ganar más dinero, disfrutar de una mejor salud, y prosperan social y psicológicamente, según los investigadores. Por otro lado, los que no tienen un título de escuela secundaria a menudo tienen más dificultades para acceder a la atención sanitaria, a la búsqueda de trabajo, a una vivienda adecuada, y sufren una peor salud en general.

"La educación es importante, ya que sienta las bases para la vida de una persona", dijo el coautor del estudio, Patrick Krueger, al Denver Post. "Se trata de una intervención temprana que ayuda a definir la trayectoria profesional de una persona y sus ingresos. La educación permite a las personas mejorar su salud de muchas maneras".

El estudio mostró que las tasas de mortalidad caen cuando los niveles de educación aumentan, sobre todo con los que alcanzaron un título de licenciatura (bachelor) o superior. "Nuestros resultados sugieren que las políticas y las intervenciones que mejoran el nivel de educación podrían mejorar sustancialmente la supervivencia en la población americana, especialmente teniendo en cuenta las crecientes disparidades educativas", concluyó Krueger a 'Healthline' (Línea de Salud).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación