Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alta costura de París, femenina, romántica y etérea

Valentino, Ralph & Russo, Zuhair Murad y Viktor & Rolf cerraron la Semana de la moda en París

Dos modelos presentan creaciones de la colección Valentino.

Dos modelos presentan creaciones de la colección Valentino.

Dos modelos presentan creaciones de la colección Valentino.

La elegancia enmarcó el cierre de la Semana de la Moda de París, la cual cerró el día de ayer.

El diseñador libanés Zuhair Murad llenó la pasarela de lujosos vestidos de pedrería y seda destinados a las mediáticas alfombras rojas y los bolsillos exclusivos, en la jornada de clausura de la Semana de la Alta Costura de París.

Murad utilizó materiales vaporosos, ligeros y bordados luminosos, formados por lágrimas de cristal, lentejuelas y pedrería, en su afán por evocar la fluidez del agua.

La novia cerró esta pasarela de tonos pastel y metalizados con una elaborada cola de catedral, pieza que suele superar los 2.5 metros de largo y que, en este caso, había necesitado el trabajo de 30 personas durante cinco meses.

Mientras, la firma inglesa Ralph & Russo destacaron volantes, bordados de flores de colores que envolvieron sus drapeados y sorprendieron con sus modelos ajustados en el corpiño, ampliados en la cadera y que se estrecharon gradualmente a medida que se acercaron a la rodilla.

María Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli, dúo que ostenta la dirección artística de Valentino, expusieron una colección que incluyó modelos que requirieron 2,800 horas de trabajo.

Los bordados, de inspiración rusa en tonalidades rojizas, fueron numerosos en la primera parte del desfile y fueron dejando paso a los volantes de encaje y a los recubrimientos de brillantes.

El terciopelo fue uno de los materiales elegidos para esta colección que recordó al pintor Marc Chagall, con un sol rojo, estrellas amarillas y un rombo de cuatro colores que construyó la parte de arriba de un vestido.

Más vistosa y difícil de vestir fue la propuesta de Viktor & Rolf, firma que, desde su regreso a la alta costura hace un año y medio, ha utilizado esta línea para explorar los extremos del diseño.

La firma presentó propuestas teatrales y llamativas, inspiradas en elementos de la naturaleza.

Diseños frondosos de tela que llegaron a unirse a los sombreros de espigas de trigo.

Las flores bordadas y en relieve, en una rica paleta cromática, parecieron tener vida propia y surgir de los lugares más insospechados.

— Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación