Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

3 actividades para que tu hijo se aleje de los videojuegos

En la actualidad los niños pasan demasiado tiempo frente a las pantallas, lo cual resulta en una preocupación para muchos padres. Ofrecerles la posibilidad de conocer otras formas de entretenimiento, puede ser la clave

Videojuegos

Una preocupación frecuente en muchas madres –entre quienes me incluyo– es el tema de los videojuegos y el tiempo que nuestros hijos les dedican.

Ya sea que jueguen en alguna de las más populares consolas, en la computadora, la tableta o el teléfono celular, la realidad es que el acceso a ellos es relativamente sencillo y muchos niños tienen más de una opción para hacerlo.

En la actualidad hay una gran cantidad de estudios que muestran los efectos negativos de esta práctica, sobre todo cuando se realiza de manera excesiva, convirtiéndose en su única actividad recreativa. Si partimos del hecho de que uno de los factores que los hace dañinos es la cantidad de tiempo que se les dedica, por lo general no basta con darles la orden de dejar de jugar, ya que siempre te pedirán otros cinco minutos que pueden acumularse en por lo menos una hora más.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 
5 formas de evitar que el mundo virtual devore a tu hijo

Pero, entonces, ¿qué hacer para convencerlos de que no es bueno pasar horas y horas jugando? ¿Cómo evitar que la situación se convierta en una batalla campal entre madre e hijo? Si el factor relevante es el tiempo que dedican a ello, quizá la clave sea ofrecerles otro tipo de actividades en las que ocupen sus momentos de ocio. A continuación te comparto tres sugerencias que te pueden ser de ayuda en este aspecto:


1. Planea actividades con tu hijo
Si tomamos en cuenta que a los niños les gustan los videojuegos porque para ellos es una forma de diversión, negarles practicar esa actividad sin sustituirla por otra sería injusto.

Si tus hijos pasan demasiado tiempo frente a la pantalla, quizá es porque no conocen otras formas de entretenimiento. Busca con ellos nuevas actividades que puedan realizar en conjunto y muéstrale que hay otras formas de pasarla bien.


2. Fomenta cualquier tipo de disciplina 
Es bien sabido que fomentar en los niños algún tipo de disciplina a la que le dediquen tiempo y esfuerzo, les traerá grandes beneficios en la vida. Ya sea que tu pequeño tenga aptitudes para el deporte, la música, el arte o cualquier otra cosa, en la medida de tus posibilidades inscríbelo a clases para que lo desarrolle.

Estar ocupado en otro tipo de actividades le dejará menos tiempo libre para jugar videojuegos y lo hará reconocer lo bueno que puede ser haciendo otras cosas.

3. Siéntate a jugar con él 
Jugar videojuegos puede ser una oportunidad para convivir y divertirse en familia. Permite que tus hijos te enseñen cómo jugar y reconóceles las habilidades que tienen para ello. Lejos de descalificar sus aficiones, tomarte el tiempo para conocerlas y compartirlas hará más fácil establecer acuerdos con ellos sobre los tiempos que se destinan a jugar.

Recuerda que si de niños se trata, para hacer que los límites y acuerdos se cumplan siempre es mejor evitar las confrontaciones teniendo la paciencia suficiente para saber escuchar sus deseos y necesidades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación