Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El abuso sexual infantil sucede hasta en las mejores familias: Aprende a prevenirlo

Descubre como un juego "secreto" puede cambiar para mal la vida a tu hija o hijo. Es una experiencia que marca la vida para siempre. No permitas que le roben la inocencia a tu pequeño

El abuso sexual infantil sucede hasta en las mejores familias: Aprende a prevenirlo

Todo comenzó cuando Nicol tenía cinco años, momento en que sus padres se separaron y su mamá se vio en la necesidad de regresar a vivir a casa de su padre. El abuelo de Nicol la cuidaba por las tardes y un día le sugirió que subieran a su cuarto a jugar.

Le dijo que podían divertirse con un juego nuevo pero secreto, que sería especial solo para ellos. Desde entonces él comenzó a acariciarla e incluso la convenció de tocarlo a él. En el fondo Nicol sabía que ese juego no era correcto, pero desde que jugaban así su abuelo comenzó a tratarla muy bien, incluso le compraba varios juguetes.

Ella estaba muy confundida, por lo que decidió platicarle a su mamá lo que estaba pasando. La mamá de Nicol creyó que ese relato era producto de su imaginación, ya que consideró que el abuelo era incapaz de hacer algo así. Nicol se siente sola y desprotegida, grita en silencio y se siente atrapada, no sabe qué hacer. 

Alto al abuso 
Hoy en día hay miles de niñas y niños que se encuentran en la misma situación que Nicol. Se estima que una de cada cuatro niñas sufren abuso sexual en el mundo. Como mamá puedes evitar que en tu familia suceda, protegiendo a tu hija hoy mismo.

En este artículo vas a encontrar algunas recomendaciones para prevenir el abuso sexual infantil: 

1. El conocimiento deja huella 
Es necesario que le expliques a tu hija e hijo que su cuerpo le pertenece a ella o a él y a nadie más. Debes ser muy clara al mencionarle que existen ciertas partes en el cuerpo, como los genitales, que son privadas, nadie las puede tocar.

En ocasiones estos conceptos son difíciles de comprender para los niños, por lo que te recomiendo utilizar muñecos o títeres, para que sea más fácil. 

2. La palabra prohibida 
¿Te ha pasado que algún conocido te pide hacer algo que en realidad no quieres, pero no sabes cómo decirle que no? Curiosamente, ya sea por miedo o por pena, la mayoría de las personas evitan tener en su vocabulario la palabra "no". Sin embargo, este mal hábito puede ocasionar más problemas de lo que te imaginas.

Tu hija te observa a cada instante y seguramente su mente ya comenzó a asociar la cortesía con el hecho de decir "sí" a todo y ceder incluso a faltas de respeto. Por lo que es necesario que le enseñes a tu hija a decir "no" cuando ella se sienta incómoda con alguna situación. De esta forma estás previniendo algún tipo de abuso. 

3. Frase clave 
Para expresar alguna incomodidad o pedir ayuda de forma más sencilla, te recomiendo establecer con tu hija e hijo alguna frase o palabra clave que las dos identifiquen. De este modo, si ella necesita de tu apoyo, te lo hará saber fácilmente. 

4. Observa y analiza 
Tú misma puedes detectar señales de un posible abuso sexual observando si existen alteraciones en el comportamiento de tu hija tales como:
Mojar la cama mientras duerme
Presentar cambios en su apetito
Tener comportamientos agresivos o cambios de humor repentinos
Expresarse por medio de palabras con connotación sexual, no apropiadas para su edad
Desarrollar algún tipo de miedo que antes no tenía

Si tu hija se identifica con alguna señal de advertencia anterior, es importante que hables de inmediato con ella para corroborar tus sospechas. Es fundamental que no pierdas la calma y logres crear un ambiente de confianza donde tu hija se sienta protegida y amparada por su familia, para que así se sienta libre para hablar. 

5. Más vale prevenir, que lamentar 
Sé que no puedes guardar del mal a tu hija y aislarla en una burbuja, ya que por desgracia el mundo en el que vivimos está muy corrompido. Sin embargo, te recomiendo evitar a toda costa dejar a solas a tu hija pequeña con algún hombre.

No importa si es algún amigo o familiar, no olvides que está comprobado que la mayor parte de los abusos provienen de personas cercanas a la familia. Un abuso sexual puede suceder incluso en las mejores familias, no respeta épocas ni estatus social. Es una experiencia que marca la vida para siempre.

No permitas que le roben la inocencia a tus hijos, ¡sé cautelosa! Ser madre es la mejor experiencia del mundo, sin embargo, en ocasiones es complicado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación